mujerHoy

Beauty-click

El blog de Stefanie Milla

maquillaje

Agradecida y emocionada, solamente puedo decir…

…¡Gracias por venir! (a este blog claro)

 

“¿Y podré desparramar?” “Sí”. “¿Y podré ser muy sincera?”. “No sólo puedes, ¡¡¡¡sino que debes!!!!”

Y así, con estas respuestas, el equipo de MujerHoy me convenció para iniciar este blog. De belleza, claro, que es de lo que llevo escribiendo desde hace más de 25 años. Lo cual me hace muy mayor, claro está (juro que por aquel entonces se escribía en máquina de escribir, papel carbón y tirando de Tippex…), pero también muy experta. ¿Acaso no dicen que la experiencia es un grado…? Pues debo tener grados de esos como para contribuir al calentamiento global. Aunque como en belleza se usan tantos términos anglosajones, voy a echarle morro y decirlo en inglés: lo que tengo es mucho expertise… ¿A que así suena más moderno y menos viejuno…?

Sea como sea, el equipo de la revista ha tenido el atrevimiento de dejar en mis manos este espacio. Así que lo primero que he de hacer es presentarme… Me llamo Stefanie Milla y llevo escribiendo sobre belleza algo más de ese cuarto de siglo que antes comentaba. Lo curioso es que me sigue gustando hacerlo… A pesar de que ahora sé más de tapar canas que hace ese cuarto de siglo y que sepa de primera mano que es muy cierto eso de que no pesan los años, sino pesan los kilos, me siguen divirtiendo las novedades, las últimas tendencias y hasta las locuras beauty. Y encima, tengo la enorme suerte de que, gracias a mi trabajo de editora de belleza, me llegan muchas novedades a casa. Otras, me las compro. Otras, se las rapiñeo a las amigas. Y ellas, en cambio, asaltan mi armario de “chuches” cosméticas cuando pueden – ¡y bien que hacen!

Y es justo a ellas, a amigas y a conocidas, a quienes voy a robarles ideas y preguntas: voy a explotar su curiosidad para responder a través de este blog, que me gustaría llenar de trucos, ideas prácticas, y pocas ñoñerías. Hablar de y sobre belleza con poco postureo y algo de sentido común y hasta de buen humor. Pues a todas nos apetece vernos mejor – pero a ninguna nos sobra el dinero.

Y recordad que se vea alguna lorza, tener celulitis o un grano traicionero tampoco es un drama. Me gustaría entender la belleza como inversión, no como gasto. En cuidarse, en vernos bien y, cómo no, en divertirse. Pasen… y lean…

|

Comentarios