mujerHoy

Beauty-click

El blog de Stefanie Milla

meghan

Meghan Markle pone de moda el pelo hygge

¿Moño informal o look despeinado? Meghan Markle ha vuelto a demostrar que tiene su propio estilo – y el pelo no se libra de ello.

Es posible que hayan oído hablar del hygge, esa palabra danesa que califica esa sensación de confort, de estar a gusto, que engloba una sensación de bienestar y contento. Y, cómo no, hygge ha tenido numerosas derivaciones – ¡Incluido el cabello!

meghan3

¿Qué es un pelo hygge? Es, sobre todo, un cabello caracterizado por su calidez, dibujado en tonos castaños ricos y golosos, en morenos de reflejos cobrizos o en rubios en tono miel. Es decir, colores suaves, y, por qué no decirlo, sobre todo, de mantenimiento fácil.

Porque el cabello hygge es sencillo de mantener. Nada de largas horas de brushing ni complicados procedimientos para tenerlo en su lugar: confort y comodidad.

meghann

Por eso, Meghan Markle se ha convertido en la perfecta embajadora del cabello hygge. Su aparición en una visita oficial a una emisora de radio en Brixton no sólo le vio sustituir su generalmente carísima ropa por un jersey de Marks & Spencers sino cambiar su melena, y su siempre perfecto brushing (desde estas líneas le pedía que, por favor, liberara sus rizos naturales, ¡a ver si es que nos ha leído, ja ja ja!), por un moño deshecho tan relajado como informal, con mechones que caían alrededor de la cara y una raya al medio ligeramente imperfecta.

¿Casualidad – o un mensaje claro? Meghan llevaba lo que los franceses llaman coiffé-decoiffé (literalmente, peinado-despeinado), que proclama un cabello ligeramente deshecho, poco rígido, algo informal. Y muy favorecedor. Un moño bajo, abierto, libre de reglas rígidas y a su aire.

meghan2

No creo que el peinado de Meghan fuera casualidad. Si se tratara de cualquiera de nosotras, pobres mortales, que corremos de un lado para otro como pollos sin cabeza confiando en que el autobús no llegue tarde y no nos cierren el súper antes de llegar a comprar comida de emergencia, pensaría que se hizo el moño a la carrera, al salir de casa, en el ascensor y atusándoselo en el coche. Dado que por ahora Ms. Markle tiene algo más de tiempo – y libras esterlinas – que el resto de nosotras, parece más su forma de dejar su propia huella de estilo que de un peinado hecho al buen tuntún.

meghan1

No han faltado las voces que han calificado su look de horroroso, asegurando que iba despeinada y poco cuidada. A mí, personalmente, me gusta. Me parece refrescante y, además, ¿no les daría algo de pereza un moño perfecto a esas horas de la mañana…? Que viva el hygge – para Meghan, ¡y para todas nosotras!


Además…

Esenciales de belleza: el rizapestañas
Glass skin: mi experimento para conseguir piel de cristal
¡A tirar sin compasión!

 

|

Comentarios