mujerHoy

Beauty-click

El blog de Stefanie Milla

Consigue el bronceado perfecto.

¡Presume de falso moreno! 7 trucos para aplicar el autobronceador en la cara sin sustos

Si pensabas que conseguir un autobronceado perfecto en la cara era imposible… Si al ver a Selena Gómez en la gala del Met creíste que ya sí que no había esperanza de conseguir un falso moreno impecable si ni ella era capaz de lograrlo…  Ya te avisamos que no. Respira hondo y alégrate: el falso moreno indetectable es posible – y además, sano, porque te ahorras tomar el sol, que ya sabemos que nos cuesta (literalmente) la piel. ¿Tus armas secretas? Un poco de preparación, algo de vaselina y dedicarle unos minutos al proceso.

• Exfolia de 24 a 48 horas antes: una regla válida tanto para cuerpo como para rostro.

• Por exfoliar, que no quede: repite operación peeling al tercer día post-bronceado. Unificará el color y quedará más luminoso.

• ¿Tienes manchas y la sola idea de que se vean aún más y se tornen más oscuras te produce terrores nocturnos? El secreto está en cubrir las manchas con vaselina, que creará una capa impermeable en la zona hiperpigmentada. Para controlar mejor el lugar de aplicación, usa un bastoncito de algodón o, mejor aún (¡súper pro!) un pincel de sombras.

La actriz y cantante Selena Gómez.

La actriz y cantante Selena Gómez.

• Para evitar líneas de demarcación, manchas y demás fallos clásicos del autobronceador, extiende también un poquito de vaselina en las cejas y en la raíz del pelo.

• Reparte el producto como si tu única meta en la vida fuera marearle… Y si pasas dos veces el producto por el mismo lado, ¡no pasa nada! De hecho, el problema es el contrario: cuando dejas alguna parte sin cubrir y el resultado queda a manchas. ¡Fail total!

• Después de aplicar estos consejos, vas a tirar mucho más de autobronceador facial que en todos tus años anteriores, así que añadimos un tip extra: no permitas que el autobronceador se convierta en un okupa en tus poros. Para ello, deberás exfoliar al menos una o dos veces por semana. Lo que, de paso, ayuda a una piel más luminosa.

• El tono conseguido con autobronceador es más ‘plano’ que el del bronceado natural (que sí, que es posible que te guste, pero no podemos dejar de recordarte lo malo que es eso de torrarse al sol… ¡Y lo sabes!), por lo que conviene usar siempre un poco de colorete adicional; evitar los labios demasiado nude (todos los colores que son más claros que la piel no favorecen…) y recurrir a un toque de iluminador bajo las cejas y sobre los pómulos.

|

Comentarios