mujerHoy

Beauty-click

El blog de Stefanie Milla

no-makeup-trucos-simonerocha

Maquillaje invisible: te desvelamos todos sus secretos

Revelamos las claves del ‘no makeup makeup’. Es decir: cómo estar impresionante y que parezca que vas a cara lavada.

Existen muchas y excelentes razones por las que el ‘no makeup makeup‘, la tendencia del maquillaje invisible, esté de moda: porque a todas nos gusta vernos bien, sin que eso signifique que nos tengan que ver con más pintura que el Prado. ¿El secreto? Texturas ligeras, tonos que se funden con la piel y saber exactamente qué rasgos queremos resaltar.

• No hay piel, por perfecta que sea, que no agradezca un toque de base de maquillaje que la unifique. Pero… no, no, no y no al “efecto máscara” o, como dice mi sobrina millenial, “ponerse kilos de pote”. Para conseguirlo hay que huir de las fórmulas de larga duración y/o mates, y apostar por maquillajes ligeros y transparentes o bien por cremas con color.

• Importante: la base no se debe aplicar en todo el rostro por igual. Excepto casos en que se requiera mucha cobertura, basta con extenderla por la zona T y desde allí, unificar y fundir la fórmula, permitiendo que la piel se vea a través de la fórmula.

• La piel de los párpados es muy fina, y suele transparentar las venitas y verse un poco oscura. Basta con unificarla para que la mirada, de inmediato, se vea más luminosa y descansada. Para ello no hacen falta toneladas de sombra de ojos… Desde una gota de maquillaje hasta un toque de polvos traslúcidos, matizar el párpado móvil es una de las claves del no makeup makeup.

Rizar las pestañas abre los ojos al instante, incluso sin máscara.

• Quien tenga las pestañas naturalmente oscuras, podrá saltarse la máscara o sólo aplicar un toque en las puntas. ¿Pestañas rubias? Vale la pena probar las máscaras marrones o grises, que resaltan la mirada de forma más delicada que el color negro.

• Si se busca destacar un poco los ojos, nada como una sombra en color topo (ese tono mezcla de marrón y gris que parece formar parte de la piel) en todo el párpado móvil con un toque de iluminador en el lagrimal. La primera da profundidad a la cuenca y resalta el color del iris, y el segundo despierta la mirada.

• Una de las claves de este look es aplicar siempre capas ligeras, que apenas dejen un velo de color o de textura. Por ejemplo, con coloretes en barra o en crema, que se funden con la piel. O bien recurrir a la misma barra para labios para la boca y mejillas, siempre aplicada con los dedos.

No al delineador, ni en ojos ni en boca: los contornos deben quedar difuminados, suaves, casi borrosos. Las líneas muy marcadas o visibles le restan suavidad al look.

• Un toque de polvos de sol + iluminador es el combo perfecto para resaltar los volúmenes del rostro con naturalidad. La clave, una vez más, es mano ligera, poco producto y difuminar, difuminar y difuminar.

• ¿El toque final para dar un aspecto fresco a la piel? Aplicar con los dedos un toque de loción hidratante, o incluso aceite facial una vez finalizado el maquillaje en las áreas más altas del rostro: no sólo le aporta hidratación, sino que además le da a la tez un aspecto jugoso, lleno de luz. Pincha en la foto para ver las 13 herramientas que te ayudan a conseguirlo.

Efecto no makeup: con estas 13 herramientas lo conseguirás por la vía fácil.

|

Comentarios