mujerHoy

Beauty-click

El blog de Stefanie Milla

eight-hour-si-no

Crema 8 Horas: te desvelamos el secreto de un cosmético viejuno… pero mítico

Nada menos que casi 80 venerables años tiene esta crema de Elizabeth Arden que se ama  o se odia. El bálsamo multiuso más famoso del mundo tiene propiedades únicas ¡y aquí te las vamos a contar!

Seguro que si algún director de marketing de alguna compañía de belleza le propusiera ahora al Consejo de Administración poner de nombre a una crema 8 Horas le dirían que está loco, ¡qué donde iba con ese nombre! Si encima esa crema no fuera en realidad una crema, sino más bien un bálsamo muy, muy, ¡pero que muy! untuoso y que no penetra, también dudarían de su salud mental. Y si ya para rematar el producto oliera mal, posiblemente estaría, a no mucho tardar, haciendo cola en el Inem. Pero para gran alegría nuestra, la señora doña Elizabeth Arden no tuvo que rendir cuentas a ningún consejo de jefazos, sino que lanzó, ella solita, este producto que, 78 años después de su aparición, sigue siendo un best seller imbatible.

eight-hour-cream

A ver… cosméticamente, no es un producto fácil. Es bastante pastoso. Que nadie cuente con que penetre y se desvanezca en segundos, de verdad que no. Además, tiene un olor intenso, a medio camino de una medicina y una petroquímica. Y eso hace que se ame – o se odie.

Por eso se creó también una versión sin olor, aunque, eso sí, si bien no tiene el olor a químico de la fórmula original, que nadie espere tampoco un olor delicioso, para qué engañarnos. Es más neutro, sin duda, pero tampoco destaca por ser especialmente aromático.

eight-hour-lily-pebbles

A cambio, la 8 Horas es una joya. Dice la leyenda que Elizabeth Arden creó este bálsamo para curar a sus caballos, y que el nombre le viene porque una clienta juró y perjuró que había curado el arañazo que se había hecho su hijo en 8 horas. ¿Es verdad? ¿O sólo un mito? No nos importa si se trata de una historia real o una algo ‘maquillada’ por el paso de los años: sea como sea, ¡es genial!

Lo cierto es que este bálsamo tiene la propiedad de nutrir, regenerar y exfoliar a la vez, y fue concebido como un producto multiuso, que lo mismo sirve de hidratante de labios, crema para pies o gel para las cejas.

eoght-hour-apertura

¿Algunos de sus usos más populares?
Cuidado de las cutículas. Gracias a la acción exfoliante del ácido salicílico que contiene evita que se endurezcan, ya que las suaviza gradualmente.
Bálsamo para labios, ¡funciona!
Crema para pies. De nuevo, su poder exfoliante es perfecto para combatir piel queratinizada. No sólo la de las cutículas, también de las durezas. (Eso sí, que nadie cuente con calzarse pronto una vez aplicada: es mejor usarla de noche y con calcetines).
Crema de manos. Suaviza, suaviza y suaviza.
Hidratante de zonas muy rugosas, como codos y rodillas.
Para dar forma a las cejas.
Como iluminador, aplicándolo en puntos de luz.
• Para curar y reparar nariz irritada por alergia o catarro.
• Para mejorar heriditas y arañazos, o incluso pequeñas quemaduras.
• Para acelerar la curación de ampollas.

eigh-hout-favor-contra2

No falta quienes la recomiendan para el rostro, pero personalmente, no me parece la mejor de las ideas, dado que su textura es muy untuosa, quizás en exceso para esa piel. Que nadie espere tampoco una fórmula natural o eco: la Crema 8 Horas es una venerable anciana muy anterior a la pasión por los productos bio o clean. De hecho, son muchos quienes la critican precisamente por contener numerosos ingredientes derivados del petróleo, pues el petrolatum (también conocido como vaselina), al igual que la parafina líquida que contiene, son derivados de esta sustancia.

Ambos son excelentes agentes oclusivos. Es decir, ‘taponan’ la epidermis y así retienen el agua en el interior de la piel y evitan la pérdida de agua transepidérmica. Son eficaces y estables, pero… naturales, lo que se dice naturales no son… Tampoco es un producto vegano, pues contiene lanolina, sustancia procedente de la lana de la oveja. A su vez, todos estos activos son conocidos por ser muy estables y no irritantes, ya que son inertes sobre la piel.

Entiendo que quizás no sea el producto más ‘cosmético’del universo, pero… confieso que a mí me gusta. Y mucho, ¡aunque sólo sea porque es viejuno como yo!

 

|

Comentarios