mujerHoy

Beauty-click

El blog de Stefanie Milla

Getty Images

Lady Di y el corte de pelo más lento de la historia

Su peluquero personal, Richard Dalton, explicó cómo le llegó a cambiar el look cortando el pelo ¡sólo 6 mm. por semana! De esta forma, evitaban el revuelo que se producía cada vez que cambiaba su imagen.

La discreción sigue siendo la regla número uno de Richard Dalton, el peluquero que estuvo al lado de lady Diana Spencer cada día durante doce años. Quien fuera su peluquero personal durante todo ese tiempo, hasta la llegada de Sam McKnight, fue también quien realizó el primer corte de pelo de los príncipes William y Harry.

Según declaró en una entrevista a la revista estadounidense Town & Country, la princesa quería llevar el pelo más corto para un viaje oficial a África que iba a realizar junto al príncipe Carlos. Pero consciente del impacto que producía hasta el más mínimo cambio en sus looks, lady Diana no quería llamar la atención, pues además en esa época ya se encontraba inmersa en lo más grave de su crisis matrimonial con el príncipe Carlos.

Getty Images

“Cualquier cosa que le hiciera a su pelo se convertía en noticia de portada”, recordaba en esta entrevista, tras lo que explicó el truco para transformar el corte de forma tan sutil que nadie se dio cuenta. “Tuvimos que ir cortando de cuarto en cuarto de pulgada a lo largo de varias semanas”, reveló.

Y, se preguntarán… ¿cuánto es un cuarto de pulgada? Pues 6,35 mm. para ser exactos. Es decir, ¡prácticamente nada! Efectivamente, el corte de pelo de la princesa – la mujer más fotografiada del mundo en aquel entonces, y de quien se capturaban miles de instantáneas al día – pasó totalmente desapercibido hasta que ahora, 26 años después, y 20 años tras el fallecimiento de la princesa Diana, Dalton ha compartido el secreto del que sin duda habrá sido uno de los trabajos de peluquería más lentos del mundo.

En la misma entrevista Richard Dalton comentó el peinado de boda de la Duquesa de Sussex, Meghan Markle. “Su pelo se veía muy elegante”, dijo de la novia. “No sólo complementaba al vestido, sino que también equilibraba la tiara y el velo”.

De esta forma, reveló otro secreto royal: “Lo que la gente no sabe es que la magnitud de ese velo y el significado de la tiara. Es una joya de la corona, por lo que tiene que ser respetada y protegida. Hay que ser extremadamente cuidadoso y delicado con ella. A las joyas no les puede tocar nada de laca o de productos de styling”, comentó Dalton, que a menudo peinó a la princesa con algunas de las más espectaculares coronas y tiaras de la monarquía británica.

|

Comentarios