mujerHoy

Beauty-click

El blog de Stefanie Milla

cosmetica-hipoalergenica-depositphotos

Hipoalergénico: qué significa y para qué sirve

Siete sílabas. Nada menos que siete sílabas tiene el término hipoalergénico. Y, a pesar de ello, seguro que es de las más conocidas en cosmética. Pero, de tanto usarlo, a veces es fácil olvidar qué significa realmente. Porque, cuando un producto es hipoalergénico, ¿podemos usarlo sin miedo a que nos produzca una reacción alérgica?

Alergia. Una palabra cada vez más frecuente en nuestro entorno, donde la cosmética no es una excepción. Por eso es cada vez más habitual encontrar el término hipoalergénico, que ha salido de su territorio habitual – la dermofarmacia– para entrar de lleno en otros campos cosméticos, incluso en el del lujo.

 

Antes de pensar que los productos hipoalergénicos son el Santo Grial de la tolerancia cutánea, hemos de tener algo importante en cuenta: prácticamente cualquier sustancia puede provocar una reacción alérgica. Lo cual no significa que sea poco segura, o que sea tóxica o dañina; sencillamente, que puede provocar una reacción exagerada del sistema inmunológico en determinadas personas, sin afectar en absoluta a otras muchas.

Igualmente, nos podemos encontrar con la sorpresa de que elementos o activos que nunca nos habían producido reacción, de repente, sí no las pueden provocar; algo que a menudo nos lleva a confusión. ¿Cómo es posible que algo que llevemos utilizando toda la vida de repente nos produzca alergia? Pues es así, puede pasar (y volvernos un poco locos en el proceso).

Entonces… ¿qué significa realmente que un cosmético sea hipoalergénico? Que tiene menos posibilidades de producir alergias. Es decir, que se ha eliminado de su fórmula aquellas sustancias que han demostrado, estadísticamente, que tienen un mayor potencial para producir alergia. Son productos en los que se han usado ingredientes que no suelen producir reacción y que, además, se suelen testar exhaustivamente. Aunque eso no significa que no pueda producir reacción a un individuo determinado. Es más improbable, pero no imposible.

 

Por eso, la ley europea obliga a los fabricantes a incluir el llamado INCI (siglas de International Nomenclature Cosmetic Ingredient), es decir, Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos y que supone que todo cosmético lleva, por ley, todos sus ingredientes en un listado que va de mayor a menor. Es decir, cuanto más alto esté en el INCI un determinado activo, es porque mayor proporción del mismo se encuentra en la fórmula. No solo eso: si sabemos que hay algún activo determinado que nos produce alergia –o incluso, tan solo una reacción irritativa– podemos leer el INCI para asegurarnos de que este no se encuentra en los cosméticos que usamos.

Dicho esto, es importante mencionar que, en general, la industria cosmética no usa productos con potencial alergénico en sus fórmulas –¡a ninguna marca le interesaría!– Pero la sensibilidad individual es enorme, por lo que no se puede descartar que haya activos que alteren la piel, incluso en fórmulas hipoalergénicas.

|

Comentarios