mujerHoy

Adictas al amor

El blog de Personal Lover

angelina-jennifer

¿Eres de Jennifer o de Angelina?

La ceremonia de entrega de los Globos de Oro estaba a punto de comenzar y a las puertas del Hotel Beverly Hilton de Los Ángeles se mascaba la tragedia. Las celebrities, vestidas de negro y con las pinturas de guerra puestas, estaban preparadas para plantar cara al acoso sexual, la desigualdad y todo lo que se les pusiera por delante. Pero ¿qué minucia es ésa comparada con un posible encuentro entre Jennifer Aniston y Angelina Jolie?  

En esta vida no valen las medias tintas y una es partidaria de Jennifer o de Angelina y, en consecuencia, aborrece a la otra. Algo así como ser del Madrid o del Barça en versión hollywoodiense. Resumiendo: durante cinco años, la mítica Rachel de ‘Friends’ formó con Brad Pitt uno de los matrimonios más envidiados del mundo pero él rodó una película con Jolie –la premonitoria ‘Mr. & Mrs. Smith’– y habemus divorcio.

angelinaa

Jennifer se convirtió en la “cornuda” más compadecida de América y los “Brangelina” tuvieron hijos y comieron perdices hasta que se les acabó el amor. Aniston ha vuelto a casarse con el estupendo de Justin Theroux pero nunca hemos dejado de verla como “la pobre Jennifer” y Angelina ha pasado a la historia como una “home-breaker” (“rompehogares”). Parece que ni siquiera se cruzaron en la gala y sabemos gracias a una cámara indiscreta que Jolie se dedicó a retocarse el maquillaje mientras su rival anunciaba el nombre de Elisabeth Moss como mejor actriz de una serie dramática. Nuestro gozo en un pozo.

brangelina

Esta rivalidad enciende los ánimos aquí y en la Conchinchina porque ¿quién no ha estado alguna vez en el lugar de una de las dos (o de ambas)? Pero con menos glamour, claro. Es un culebrón tan viejo como el mundo. Te levantan o levantas la pareja y “la otra” se convierte en una enfermiza obsesión a la altura del peor telefilm. ¿Qué tiene ella que no tenga yo? ¿La habrá olvidado completamente? ¿Qué no habrá hecho para robármelo? ¿Volverá con ella cuando se pase la novedad?

Patético. Porque mientras una y otra sacamos las uñas, el muchacho en cuestión, el origen de todos los males, se va de rositas. Como si con él no fuera la cosa. Deberíamos plantearnos aplicar el ‘Time’s Up’ en estas contiendas. Como si fuéramos Oprah Winfrey gritando a pleno pulmón.


Además…

¿Mejor sola o acompañada?
Gwyneth y Chris, la (ex)pareja perfecta
Haga como ellas y ponga un joven en su vida

|

Comentarios