mujerHoy

Adictas al amor

El blog de Personal Lover

pancarta-manifestacion

A salvo de los machistas

Yo, como casi todas las mujeres, no soy nadie sin mi grupo de amigas del alma. No llegamos al extremo de Paula Echevarría y “las pencas”, que no se separan ni a sol ni a sombra como si vivieran en una permanente adolescencia, pero en las ocasiones importantes nunca fallamos. Y una de esas fue la manifestación del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Allí acudimos las que pudimos al grito de “Una para todas y todas para una”. Rodeadas de estudiantes pero también de abuelas embravecidas nos vinimos arriba, lo dimos todo y, con la sensación de los deberes bien hechos, nos premiamos con unos buenos vinos. Qué mejor manera de concluir este histórico aquelarre feminista que desahogándonos sin perder la sonrisa.

“¿Vosotras podríais salir con un hombre machista?”, pregunta nada más hacernos fuertes en la barra la más peleona de las cinco, que ya es decir. “Teóricamente no, pero en la práctica sí. Incluso he caído varias veces en la misma trampa”, reconoce una. “¿Y quién no? Yo, como la de los chistes de Forges, he sido enfermera, psicóloga, cocinera, personal shopper, agente de viajes, planchadora, prestamista, masajista y todo lo que os podáis imaginar sin despeinarme y sin protestar, que es lo peor. Como si tuviera interiorizado que era lo que debía hacer”, afirma la que va de novio en novio como si viviera en una gincana permanente.

“Yo nunca he sido así porque ya sabéis que lo mío no es ejercer de madre –dice, tal vez por eso, la que ya tiene dos hijos–. Pero mi ex nunca parecía alegrarse por mis triunfos profesionales. Lo hacía con la boca pequeña y siempre protestando de que a mí me ascendieran y a él no”. “Yo no me puedo quejar. Es casi imposible toparse con un hombre que no tenga un deje machista, incluso con una mujer, pero en lo importante, que es tratarte de tú a tú y valorarte como te mereces, mis parejas han sido fantásticas”, explica la más envidiada desde que comparte su vida con un “superman” al que todas ponemos de ejemplo.

camisetas-igualdad

“En mi caso ha habido de todo pero he decido que, a partir de ahora, cada vez que me interese un hombre lo voy a someter a una prueba para detectar a los machistas recalcitrantes”, confieso en la tercera ronda. “¿Y eso en qué consiste?”, preguntan todas al unísono. “Le diré que estoy leyendo ‘Morder la manzana’, el libro feminista de Leticia Dolera, y si pone cara de ‘aparta eso de mí Satanás’ no llego ni al postre. No creo que sea suficiente para desenmascarar a todos pero al menos me libraré de los peores, ¿no creéis?”.


Además…

Amor, reivindicación y Oscars
Sí, él es más joven. ¿Y qué?
Sí, mi mamá tenía razón

|

Comentarios