mujerHoy

Taller de Lectura

El blog de Mara Malibrán

Lolita

La venganza de Lolita y otras lecturas

Interesar, agitar el ánimo, provocar la reflexión son algunos de los efectos benéficos de la buena literatura. Y es lo que logra la escritora y psicoanalista Lola López Mondejar en su novela ‘Cada noche, cada noche’, una mezcla de ensayo, reflexión y narrativa, donde da voz a la Lolita de Vladimir Nabokov.

En el estereotipo de las lolitas como adolescentes devoradoras de hombres, que sigue bien instalado, tuvo mucho que ver la película de Stanley Kubrick, que se estrenó en 1962.

La actriz Sue Lyon, de 16 años, encarnaba en la pantalla a una jovencita coqueta y seductora, contrapuesta a la niña indefensa del libro. Nabokov dejó bien claro que la novela resumía la obsesión y pedofilia de un profesor de poesía, Humberto Humbert, por su hijastra huérfana de 12 años. De nada sirvió.

En el inconsciente colectivo, bien trabajado por la misoginia patriarcal, quedó grabada la foto fija de Humbert como un libertino romántico y de Lolita, como una coqueta nínfula. En ‘Cada noche, cada noche’ (“y sus sollozos en la noche, cada noche, cada noche, no bien me fingía dormido”, dice Humbert en Lolita) se devuelve a Lolita su auténtico rostro, el de víctima.

La novela se estructura en tres voces: el diario que Lolita escribe de los ocho a los 17 años, hasta el día antes de morir; las impresiones de su hija, Dolores Schiller, al descubrir quién era su madre. “¿Qué arrogancia, qué incomensurable orgullo llevan a un hombre a imaginar que una niña de 12 años desea que la viole?”, se pregunta Schiller antes de viajar a Francia para conocer a Humbert.

La tercera voz, la más potente, es la de una Dolores Schiller madura, que se enfrenta a dos decisiones: hacer justicia a su madre y suicidarse. López Mondejar ha escrito una novela valiente, magnífica, en la que late la denuncia de una sociedad hipersexualizada que convierte a las niñas en “mujercitas”, en mercancía erótica para ser consumidas con la misma avidez perversa con la que Humbert Humbert devoró a Lolita.

La frase:  

“El rapto y la dominación de la niña virgen es la máxima aspiración de los hombres”. Dolores Schiller en ‘Cada Noche, Cada Noche’.

'Cada noche, cada noche', de Lola López y 'Valor', de Clara Usón

Laura Freixas recomienda: ‘Valor’, de Clara Usón 

“La novela entrelaza tres historias: la del fracasado golpe de Estado de Fermín Galán, cuando quiso proclamar la República, la de un cura croata que participa en un genocidio, y la de una adolescente y su madre, que ha vendido preferentes. Me han encantado los personajes y la reflexión moral entre líneas sobre el mal que somos capaces de hacer en nombre de ideales nobles o en defensa de nuestros intereses”.

El último libro de la escritora Laura Freixas es ‘El silencio de las madres’. Editorial Aresta.

Suzanne, de Noemí Trujillo

Auténtica…
Susana Suzanne, la canción de Leonard Cohen es parte de la historia de la protagonista, que es fotógrafa y vive en Barcelona. Tomás es un tipo sencillo que vive en Madrid. Ella lo ansía todo, él la ansía a ella. Se enamoran y deciden casarse, pero… Con estos mimbres en apariencia sencillos, Trujillo construye una estupenda historia de amor que se lee de un tirón. Un paseo por los usos amorosos, conflictos y contradicciones de la vida en pareja en estos tiempos en los que la ambición enturbia la pasión.

 

|

Comentarios