mujerHoy

Taller de Lectura

El blog de Mara Malibrán

Un príncipe azul tóxico

“Y así eras siempre. Conseguías hacerme dudar de mí misma en cualquier momento. Mi confianza en ti era inquebrantable, como una promesa”. (Perdón)

Al ser un producto onírico del deseo femenino, el príncipe azul se deshace como arena en cuanto pisa la realidad. En la inevitable rutina del día a día, las mujeres, víctimas del mito, comprueban, poco a poco, cómo ese ser inalcanzable del que están enamoradas va despojándose de su aureola de superioridad y se convierte de nuevo en rana; o, en el peor de los casos, en un psicópata. Esta formidable novela, que ha recibido el premio de literatura de la Unión Europea, habla de la ceguera del amor romántico y de las consecuencias de sometimiento y penuria que conlleva a quien idealiza y eleva a un pedestal al objeto de su amor. Dos jóvenes se enamoran perdidamente

-“Ya no hay ni un tú ni un y”- y comienzan a vivir juntos con la promesa de boda en el horizonte. Ella trabaja en una guardería, ha cumplido 21 años -“Tú eras cinco más listo”-; él ha terminado la carrera de Filosofía y busca trabajo. Ella está deslumbrada, le admira, le considera el hombre perfecto y en la misma medida se infravalora -“Yo sabía que no estaba a tu altura, que tenías otro tipo de conocimientos, y tú también debías saberlo, ¿no?”-. Los días pasan y, con ellos, la fantasía del primer momento; la duda y la desconfianza se van abriendo camino. Y es entonces cuando la historia de amor se convierte en un thriller psicológico. Comienzan las indagaciones, las mentiras, los descubrimientos dolorosos y los síntomas inequívocos de desequilibrio del hombre perfecto: “Noté que algo se te desbordaba. Te pasaste al carril contrario. Tenías que obligar al otro a frenar, así funcionabas”.

(Perdón- Ida Hegazi, Nórdica libros)

La protagonista narra el relato, con un monólogo en segunda persona, y va desvelando la vulnerable e inquietante personalidad de Sebastián, su atormentado príncipe azul. Una voz delicada pero lúcida, y que hasta el último y terrible momento, cuando todo se desmorona, continúa prendida en la ceguera amorosa.

Excepcional


(Una librería en Berlín. Francoise Frenkel, Seix Barral)

“Prefiero no conocer el rostro de Françoise Frenkel, ni las peripecias de su vida tras la guerra, ni la fecha de su muerte. Su libro será para mí la carta de una desconocida, olvidada en la lista de correos desde hace una eternidad”. Así se expresa el premio Nobel Patrick Modiano en el prólogo de este fascinante relato. En 1921, la protagonista funda la primera librería francesa en Berlín. En 1939, por su ascendencia judía, se ve obligada a cerrarla y a huir a Francia. Cuando los alemanes invaden, intenta llegar a Suiza. Un testimonio sobrecogedor del comportamiento humano en tiempos adversos.

Evocador

(Olvidar Bucarest. Victor Stoichita, Abada Editores. Historiador)

del arte internacionalmente reconocido por su gran erudición y originalidad, Victor Stoichita nos transporta, en su primera novela,
de tintes autobiográficos, a la infancia, adolescencia y juventud de un amante del Greco y de los Beatles, atrapado en el laberinto de una familia burguesa de la Rumanía posestalinista. La mirada del joven artista se desvela como una fina herramienta para zambullir al lector en un cuadro de recuerdos en movimiento, donde lugares, personajes y sucesos se entrecruzan y suceden, ligeros, coloridos y vivos, a pesar de las inquietantes sombras grises del telón de acero.

|

Comentarios