mujerHoy

Taller de Lectura

El blog de Mara Malibrán

Francine-du-Plessix-Gray

Aquellos rusos snobs

“Mis nuevos padres cenaban, daban fiestas, reían, mientras yo veía cómo buscaban la compañía de los poderosos, los inteligentes y los ricos”. Francine du Plessix, en Ellos.

ellos

La aristocracia rusa que se exilió en París, tras la Revolución soviética, marcó época por esa mezcla singular de arrogancia, cultura y adicción al lujo. Sin duda, los llamados rusos blancos fueron los refugiados más sofisticados de la Europa del siglo XX. Náufragos de un mundo desaparecido, rescataron de él el refinamiento y una incombustible capacidad de supervivencia. Estas memorias enganchan, porque la autora no se limita a trazar un retrato complaciente de sus padres y de la vida de entreguerras. Indaga en ese pasado con distancia y frialdad, desvelando el lado oscuro de los personajes.
La madre de la autora es la bellísima Tatiana Yákovleva, descendiente de Gengis Khan, tentada por la bohemia pero empeñada en mantener su virginidad, recita a Puskhin y llega a París con la obsesión de un título nobiliario. Pero antes vivirá un turbulento amor con el poeta Maiakovski, al que abandona para casarse con un vizconde diplomático: “Me casé para deshacer el nudo. Yo lo amaba, él lo sabía, pero mi amor no fue lo suficientemente fuerte”. El poeta, cuyo “corazón anhelaba una bala”, se suicidó al poco de saber que Tatiana se había casado.
El padrastro es el otro gran personaje del relato, el maquiavélico y adulador Alexander Liberman, hijo de uno de los pocos steps, especialistas no comunistas, que colaboraron con Lenin. Tatiana y Alexander comienzan su relación en París y, cuando los nazis invaden Francia, escapan a Nueva York junto a su hija. Ella se convierte en afamada diseñadora de sombreros y él llegará a ser director artístico de Vogue, descubrirá a Irving Penn y alcanzará la dirección de publicaciones, aplicando su máxima para el éxito: “Actúa como si fueras el propietario y tus colegas fueran los ayudantes contratados”. Páginas fascinantes que recogen la ascensión de la narcisista pareja, en un mundo de tiránica frivolidad, donde la hija lucha por conseguir un afecto que nunca llegará.

 

FEMINISMO 10: La epopeya de las mujeres. Graciela Rodríguez Alonso, La Huerta Grande.

epopeya-mujeres

Al calor del movimiento imparable por la igualdad de las mujeres, los libros  sobre el feminismo y sus protagonistas nos inundan como las setas en otoño y, como estas, muchos pecan de insípidos. Este ensayo es justo lo contrario. Tiene color y sabor, entra con facilidad y hace pensar. Está narrado desde la sabiduría y lleva el sello de quien ama la escritura. Una joya que mezcla algo bien difícil, la divulgación con la reflexión. En nueve capítulos, la autora nos lleva de Homero a la Europa del XVIII; de las sufragistas a Judith Butler; de la igualdad a la teoría de género. Y en esa epopeya de las mujeres, termina abordando la gran pregunta: ¿quiénes somos? No os lo perdáis.

 

EL NOVELÓN: El intercambio. Fernando Aleu, Roca Editorial.

el-intercambio

Escribir la primera, y por ahora única, novela a los 80 años indica un talento y talante vital que echa tierra sobre las jóvenes promesas. Saramago hizo su carrera literaria después de los 60 y obtuvo el Nobel. El escritor Fernando Aleu es una vieja promesa con mucho futuro, a juzgar por la increíble y formidable trama de este relato, escrito con el pulso firme del neurólogo que ha sido. A partir de un hecho real que el autor presenció -el canje de prisioneros de guerra en el puerto de Barcelona en el año 1943-, construye un relato de amor e intriga con personajes bien construidos, en un paisaje que va de Nueva York a Múnich y Chicago. Una novela con factura de best seller.


Además…

La vida que llevamos
Ese perverso objeto de deseo
El pasado que explica el presente

|

Comentarios