mujerHoy

Taller de Lectura

El blog de Mara Malibrán

Barbara-Honigmann

Mamá, esa extraña

“Traicionó a su amada Inglaterra por el régimen de un país lejano que no conocía más que de oídas”. En Un capítulo de mi vida.

libro-un-capitulo-de-mi-vida

“Mi madre me había transmitido dos mandamientos que a primera vista se contradecían: primero, no mientas, y segundo, si mientes, miente lo más cerca posible de la verdad”. Consejo pragmático, fruto de la experiencia, de una mujer que por su oficio de espía conocía el territorio de la impostura, las peligrosas secuelas del ejercicio apresurado del engaño.
Litzy Friedmann, madre de la autora de este interesantísimo libro, surge desde la pluma acerada de su hija como un personaje tan fascinante y contradictorio como la Europa convulsa de los años 30 que le tocó vivir. La autora del libro nació en la Alemania del Este. Ella y su madre salieron de Berlín en 1984. Cinco años después caía el muro, y con él el imperio para el que había espiado un nutrido grupo de intelectuales británicos y centroeuropeos, del que esta judía de clase acomodada formaba parte. Logró una pensión mínima, recuperó su nacionalidad austriaca y acabó sus días en Viena, la ciudad en la que se había entregado con pasión a las ideas de igualdad y reparto de la riqueza.
Allí conoció a Kim Philby, su segundo marido -el tercero fue el padre de la autora-, quien la lanza a la fama, cuando al huir a Rusia, en 1963, hace pública su identidad de agente soviético. Litzy le cuenta a su hija cómo se encontraban en Perpiñán, donde él le entregaba los mensajes que ella pasaba a otro enlace; habla de sus años en Londres como Mrs. Philby, alternando en círculos conservadores filonazis para recabar información; y como, tras la guerra, decidió cortar su relación con el servicio soviético, “lo cual -apunta la autora- suena muy inverosímil”. Recelo y desconfianza de esa madre insensible al dolor, que habla mucho y también calla mucho; extrovertida y huraña, frívola y austera, para quien mantener la compostura y dosificar con acierto la mentira y la verdad fue siempre su auténtica naturaleza.

FEMINISMO: La revolución de las flâneuses. Anna Mª Iglesia, Ed., Wunderkammer.

libro-la-revolucion-de-la-flanusses

Esta pequeña joya ocupa el número tres de la exquisita colección Cahiers. El término flâneur significa “paseante” y su femenino es flâneuse. Las mujeres que han paseado solas por la ciudad a lo largo de la historia son minoría, y la autora de este imprescindible ensayo toma esta idea para hacer un recorrido por esas insumisas, de Flora Tristan a la Woolf, Luisa Carnés, o la Pardo Bazán, y analiza lo que significa caminar, flanear, ocupar la calle como una proclama de insubordinación. Un ensayo muy bien trabajado, ameno y reflexivo. Muy buena lectura.

 

INTENSA: El eco de la piel. Elia Barceló, Roca editorial.

libro-el-eco-de-la-piel

Elia Barceló vuelve a demostrar su madera de formidable contadora de historias. Su gran capacidad de construir con detalle todo un mundo donde los verdaderos protagonistas son el amor, el sexo y la corrupción. Una historiadora recibe el encargo de escribir la biografía de una empresaria del calzado. Detrás de ese éxito, la escritora descubre un universo secreto que la llevará a replantearse su presente. La narración se inscribe en el fragor especulativo del boom de la costa española desde la posguerra hasta hoy. Una novela que se disfruta.

|

Comentarios