mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Angelina Jolie con tightlining

Tightlining, el eyeliner top secret

Su gran cualidad es que no se nota y lo único que permite percibir su presencia es su (favorecedor) efecto. La técnica de maquillaje conocida como tightlining se basa en colorear solo la parte interna superior del ojo, línea de agua (waterline) del párpado móvil, con lo que se consigue abrir los ojos e intensificar la mirada, ¡sin parecer maquillada!

Celebrities como Angelina Jolie, Charlize Theron, Rihanna y Miley Cyrus, entre otras muchas, son fanáticas del resultado y es fácil observar que lo suelen lucir. Bien saben ellas que haciendo tightlining, el ojo queda con forma definida y simétrica, la mirada enmarcada y las pestañas aparecen más tupidas. Incluso con esta excelente alternativa, usada en el maquillaje habitual, es posible dejar aparcada la máscara de pestañas; y es la mejor forma de conseguir un look exprés de día que no precisa de retoques.

El genial Make Up Artist Wayne Goss, ganador de Beauty Innovador Award 2015, el premio que cada año otorga la destacada web de lifestyle Refinery 29, es uno de los grandes promotores de este estilo refinado de eyeliner. Y no ha dudado en hacerse el mismo el dibujo “tightlining” para demostrar su asombroso efecto.

Wayne Goss tightlining

Y es cierto. Esta técnica de maquillaje puede cambiar espectacularmente la mirada haciendo que ésta se vea elegante y, a la vez, natural. ¿La clave? que la línea quede perfectamente camuflada en la base de agua de las pestañas superiores, que no se perciba visualmente que el ojo se ha maquillado, afirman los expertos de L´Oréal Professionnel Makeup Artist, que aseguran que “lo mejor de este sistema de maquillaje es que se puede utilizar en cualquier tipo de ojo; que se adapta a todas las formas y tamaños y a todos les favorece”, y añaden que es de forma especial, muy interesante, para aquellas mujeres que cuando miran de frente, a causa de su morfología, enseñan claramente la línea de agua interna superior.

Los requisitos para lucir este look son muy básicos, un poco de tiempo y algo de pulso para seguir estos pasos:

– Tener a mano un lápiz, gel o rotulador de fácil aplicación y de textura cremosa, que contenga pigmentos intensos y duraderos, para evitar los retoques.

– Elevar el párpado móvil y sujetarlo de modo que se vea que entre los pelitos de las pestañas hay espacios en blanco.

– Hay que recorrer con la punta del delineador la zona interna del párpado superior, siguiendo la línea natural de las pestañas, para buscar rellenar los pequeños espacios que hay entre ellas.

– Se puede realizar con cualquier tipo de eyeliners en gel o rotuladores, pero el efecto será más natural si optas por los lápices.

El efecto obtenido es espectacular porque el ojo se ve sumamente natural, y la línea de color imita la base de las propias pestañas. Es una opción que muchos profesionales utilizan para disimular pequeños defectos (por ejemplo los párpados pequeños); además, da la impresión de ojos más grandes y pestañas oscuras.

Para momentos más punteros o cuando simplemente se desee un efecto más contundente, bastaría con usar el rizador de pestañas y aplicarles en las puntas un poco de máscara. O llegar aún más lejos, añadiendo el eyliner convencional al párpado superior y también aplicarlo en la línea de agua del párpado inferior. Ir añadiendo gestos puede hacer desarrollar de forma simple un maquillaje natural, de día, a otro más sofisticado para el atardecer y la noche.

Consulta en este enlace una selecciones de eyeliners para que te puedas hacer el mejor tightlining.

|

Comentarios