mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Cara congestionada e hinchada

¿Te levantas con el rostro hinchado?

Si ya es molesto padecer la retención de líquidos en las piernas o el abdomen, cuando se trata del rostro, la zona más visible del cuerpo, la cosa se pone fea porque ¿a qué mujer le favorece tener cara de torta?

En principio, la hinchazón o edema facial, que se produce por factores que tienen en común provocar la acumulación de líquido en los tejidos, como puede ser una deficiente hidratación, la falta de sueño reparador o la ingesta de alcohol. No tiene porqué preocupar, ya que puedes estar sana como una manzana y sin embargo levantarte con el rostro hinchado y con los párpados como globos; sobre todo si hubo fiesta por medio y te pasaste con el alcohol, uno de los mayores culpables de la retención de líquido en el organismo.

Lo mejor que te podría ocurrir es que pudieras acudir a un centro de belleza y hacerte con algún tratamiento que pueda desinflarte la cara; pero la especialista en estética y directora de varios centros de belleza, Carmen Navarro sabe que la mayoría de las veces no se puede, y por eso tiene algunos sencillos consejos para que puedas solucionar este problema en casa.

Primeros nos explica porqué este inconveniente es mayoritariamente un problema femenino ¡otro más! “Las hormonas tienen mucho que ver. Por ejemplo, el nivel de la progesterona -relacionada a la retención de agua- aumenta en días previos a la menstruación, por lo que es bastante normal estar hinchada mensualmente durante ese periodo”. Según ella, hay remedios muy fáciles para aliviar la pesada sensación y poder salir de casa un poco más ligera. Desde tomar una infusión fría de manzanilla en ayunas, ponerse un par de rodajas de pepinos -también muy frías- para descongestionar los párpados y, lo mejor, tener a mano una máscara de gel que se enfría en el frigorífico y se aplica en todo el rostro. Son remedios fáciles y muy eficaces.

Pepinos en los ojos contra la descongestión

Otra causa del edema facial puede deberse a la falta de una higiene escrupulosa: no desmaquillarse correctamente, no limpiar a fondo la suciedad del cutis hace que los deshechos se vayan acumulando en la superficie de la piel y formen un tapón que inclina la balanza a la hinchazón; y si se tiene grasa en la piel, la inflamación está asegurada.

En este caso es muy importante aplicarse mascarillas purificadoras y detoxificantes para que arrastren la suciedad desde las capas más profundas de la piel. Y, por supuesto, los masajes domésticos que te puedas hacer tu con tus deditos dirigidos a drenar los tejidos faciales. Comenzando desde la barbilla y haciendo circulitos con la yema de los dedos hacia las mejillas. A continuación desde el contorno de los ojos hacia las sienes, y repitiendo los mismos movimientos unas 5 veces.

Una vez que está claro que tener la cara hinchada como un globo al levantarse es habitual para muchas personas, conviene saber que es muy importante combatirla porque esa inflamación que sucede a nivel celular tiene un plus de peligrosidad al ser responsable de la aceleración del envejecimiento, porque cuando no es neutralizada por el propio organismo, induce al desequilibrio oxidativo e inflamatorio.

Esta teoría, debidamente contrastada, la confirmó el famoso dermatólogo Nicholas Perricone, el mismo que tiene una línea de belleza homónima y que escribió un súper ventas “The Perricone Weight-Loss Diet” (La dieta Perricone para adelgazar), donde da consejos, que siguen al pie de la letra muchas celebrities y cientos de miles de fieles seguidoras, para mantenerse sana y bella.

Y merece mencionar lo que llaman la epidemia de nuestros tiempos, el estrés, que de forma silenciosa pero invasiva, afecta cada vez a más personas para alterar su estado físico y mental. Consecuencia de una vida agitada y sin control, sus efectos se van acumulando a lo largo del tiempo hasta pasarnos factura y la inflamación de los tejidos es una de ellas. Así que, si no quieres tener la cara como una torta, aprende a relajarte y a dominar los estados de ansiedad y nerviosismo.

Máscara de hidrogel

Si eres de las que tienes cierta inclinación a las inflamaciones faciales, puedes combatirla, y sobre todo prevenirla, con la ayuda de algunos de estos tratamientos tópicos que te proponemos aquí.

|

Comentarios