mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Piel de naranja Fotolia

Cómo impedir que la celulitis campe a sus anchas

Si la coges a tiempo es posible que consigas muy buenos resultados, sin tener siquiera que acudir al centro de belleza. Échale un vistazo, tal vez se encuentre en la fase primera, esa en la que la piel se hincha un poco perdiendo parte de su elasticidad; pero todavía no se aprecia el típico aspecto granulado que causa este trastorno.

Cuando se trata de enfrentarse a los primeros grados se puede revertir la celulitis, y si el grado es mayor, conviene centrarse en la mejora de su aspecto exterior y en detener su progresión. Es mucho lo que la cosmética anticelulítica puede hacer para que no te invada la celulitis; pero tu tienes que poner de tu parte.

Las fórmulas de los tratamientos anticelulíticos contienen una combinación de ingredientes que actúan mejorando la microcirculación, reducen la inflamación y favorecen la firmeza de la dermis. El gran desafío es que puedan penetrar en la dermis, ya que para ello tienen que atravesar el estrato córneo, que actúa como barrera. Para conseguirlo se incorporan en liposomas, nanosomas y nanopartículas.

Una experta en celulitis, la doctora Elia Roo, coordinadora de la Unidad de Dermatología Estética del Hospital Sur de Madrid y miembro de la Academia Española de Dermatología, asegura que existen tantos factores que pueden provocarla que es prácticamente imposible esquivarla. “En algún momento de la vida de una mujer es fácil que surja de una u otra forma. Se barajan factores genéticos, hormonales, inflamatorios, retención de líquidos, cambios vasculares… Desde el estrés, el sedentarismo, ingerir alimentos ricos en grasa e hidratos de carbono, fumar y consumir alcohol, facilitan su aparición y, por supuesto, empeoran su estado”.

Cuando más del 80% de las mujeres españolas la padecen, se podría decir que estamos ante una verdadera epidemia que nos inquieta principalmente cuando se acerca el momento playa.

celulitis

¿En qué etapa te encuentras?
1. Se aprecia solo al apretar la piel con los dedos.
2. Al contraer la musculatura y al comprimir la piel.
3. La piel está lisa cuando estás tumbada, pero cuando te pones de pie es evidente.
4. Siempre a la vista. Este último grado es muy común en mujeres con sobrepeso y en las que atraviesan alguna etapa menopaúsica.

¿Qué tipo es el tuyo?
– Dura o compacta: más frecuente en la juventud, entre mujeres que practican ejercicio de forma habitual. La celulitis solo se aprecia cuando se pellizca la piel con los dedos o al contraer los músculos.
– Blanda o flácida: común en mujeres sedentarias y/o que han perdido peso bruscamente.
– Mixta: la más común, aparece en diferentes zonas del cuerpo y combina varios tipos.
– Edematosa: poco común, suele presentar inflamación y molestias, pudiendo llegar a doler.

Perder de vista a la celulitis es una tarea que debe mantenerse a diario, por eso te hemos seleccionado tratamientos para que lo tengas siempre a mano y puedas aplicártelos al menos una vez al día ¡aunque mejor si son dos!

|

Comentarios