mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Fotolia

Codos, rodillas y talones, sectores de riesgo

Por su particularidades son zonas que necesitan más hidratación que ninguna otra para poder mostrarse suaves, flexibles y lisas. Lo que pasa es que amparadas por las prendas y el calzado que las mantienen a cubierto, son prácticamente ignoradas durante casi la mitad del año. Pero cuando el calorcito obliga a desabrigarse y a sacar los tops, minis y las sandalias del armario, acaparan de nuevo la atención ¡y puede cundir el pánico!

Con los brazos relajados y puestas de pie, los pliegues que forman codos y rodillas pueden verse rugosos y oscuros; al ser franjas de piel “bisagra” que se expanden y contraen para adaptarse a los movimientos, pueden perder elasticidad y flexibilidad, y el roce continuo con la ropa y el servir de apoyo del cuerpo, estimula la producción de melanina, lo que las oscurece. En cuanto a los talones, que llegan incluso a agrietarse cuando su piel está muy seca, nada más se puede añadir.

codos rodillas talones collage

codos crema

Aunque hay muchas formas de remediar estos problemas, solo te hace falta dos cosas para tener los talones listos para la revisión más escrupulosa: piedra pómez y vaselina. Y para los codos y rodillas, te basta con la vaselina. Más fácil imposible.

 

Hidratar, hidratar y volver a hidratar

  • – Parece obvio, pero se olvida. En los meses de calor la piel se reseca mucho por culpa del sudor. En talones, codos y rodillas es obligatorio utilizar cremas de textura untuosa y masajear hasta que penetren por completo en la piel.
    Codos y rodillas: su piel, además de la sequedad, presenta la piel más oscura debido al roce con la ropa y al tomar ciertas posturas. Para revertir esto hay que lubricarlos todos los días, especialmente después de la ducha.
  • – Aparte de los tratamientos cosméticos, funciona de maravilla un método casero. Partir un limón por la mitad, si añades un poco de azúcar, de paso los exfolias, y luego a darles una crema enriquecida
  • – Cualquier crema o gel que contenga ácido glicólico, que es un excelente humectante y exfoliante natural, ayudará a devolverles una apariencia sana y bonita.

talones crema

  • – Para talones lo ideal es usar una crema humectante con urea, compuesto que impide la pérdida de agua. Se puede hacer después de la ducha, cuidando de secar bien los pies porque así se evita la aparición de los indeseados hongos. En la noche puedes aplicar vaselina, envolver tus pies en bolsas de plástico y encima poner unos calcetines 100% algodón.
  • – Si se quiere algún tipo de tratamiento en un centro especializado, el de parafina es ideal porque humecta las capas profundas de la piel, aumentando el flujo sanguíneo y rejuveneciéndola.
  • – Exfoliación de codos, rodillas y talones: la exfoliación es necesaria en todo el cuerpo, al menos una vez cada diez días. En estas zonas rugosas se recomienda dos veces a la semana. Aunque eso dependerá del tipo de piel y del producto exfoliante.

Imagino que ya tienes claro que codos, rodillas y talones merecen un trato especial ¡si no quieres que te avergüencen! y habrás comprendido que no es tan complicado dedicarles todos los días unos minutos para que los enseñen siempre con total confianza.

Otros posts que te pueden interesar:

|

Comentarios