mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Fotolia

Mejora tu estado de ánimo y te verás más guapa

El objetivo que cumplen consiste en elevar el aspecto de tu belleza a un nivel superior. ¿Cómo? Es sencillo, yendo mucho más allá de las apariencias y no limitándose a incidir solo en el aspecto exterior.

Significan el plus de cualquier look al conseguir mejorar la salud física, el estado de ánimo y la moral, actuando de forma positiva sobre las emociones. Porque seguro que ya te habrás dado cuenta que de poco sirve aplicarte la mejor crema del mundo, si tu moral está por los suelos. Como resulta inútil que te realices una técnica puntera facial o para el cuerpo en un prestigioso instituto de belleza si tienes un humor de perros, estás presa de las preocupaciones o atraviesas un periodo de insomnio.

Técnicas en las que aprenderás la forma adecuada de colocar el cuerpo, pisar, andar y correr correctamente o la forma apropiada de estar delante del ordenador sin sufrir molestias en la espalda que, finalmente, proyectan rictus desasosegados, y dejan el rostro adornado con bolsas y ojeras, es de lo que tratan estas técnicas que te cuidan de forma holística, es decir, cuidando de tu cuerpo tanto como de tu mente.

Algunas proceden de nobles técnicas milenarias, debidamente revisitadas para darles un nuevo enfoque, que si desvirtuar en absoluto sus propósitos, son capaces de adaptarse a la vida actual.

  • – Método Feldenkrais

¿Para qué? Elevar el nivel de motricidad y mejorar las posturas, evitando la rigidez y ciertas lesiones o disfunciones de huesos y articulaciones.

¿Qué es? Una creación del físico nuclear de los años 40 Dr. Moshe Feldenkrais, utiliza técnicas de movimiento suave y ordenado que mejoran el equilibrio y las posturas. En realidad comienza con clases teóricas para que se tome conciencia del propio cuerpo y el profesor va guiando al alumno para que vaya aprendiendo los gestos de iniciación. Estiramientos que imitan a los bebés son el comienzo de movimientos posteriores más libres en donde la flexibilidad llega a más con cada sesión.

  • – Terapia Cráneo-sacral

¿Para qué? Nervios, insomnio, estrés y dolores musculares propios de las malas posturas.

¿Qué es? Manipulación ligera y suave de la musculatura del cuello y la espina dorsal para deshacer los bloqueos y tensiones que se suelen acumular en esta zona porque la terapia se basa en la convicción de que la columna vertebral tiene su sistema de energía propio y que una sobrecarga de tensión llega a afectar al resto del cuerpo. El protocolo de la terapia se centra en la columna y el cráneo para liberar tensiones y dejar que la energía fluya.

  • – Osteopatía

¿Para qué? Terapia muy amplia que se ocupa de los huesos, tendones, músculos y ligamentos.

¿Qué es? Una serie de manipulaciones de los huesos y de la adopción de posturas benéficas influye sobre el bienestar de la paciente. En las sesiones de este método se realizan estiramientos de las extremidades y se imparten masajes de forma suave por la cara y el cuerpo.

  • – Kinesioterapia

¿Para qué? Problemas de la piel como la soriasis o los eccemas, alergias de todo tipo.

¿Qué es? Un método de diagnosis y terapia que palpa los músculos de forma que sean ellos los que demuestren sus carencias. El terapeuta realiza preguntas sobre los hábitos de la paciente y va apretando con sus dedos diferentes zonas del brazo, si la respuesta es afirmativa el brazo permanece impasible, si por el contrario es negativa, se afloja. La acupresión se hace también para hacer desaparecer las alergias.

  • – Terapia Lumínica

¿Para qué? Estados de tristeza y depresión, rigidez en las articulaciones.

¿Qué es? Aportar la luz necesaria para que la falta de luminosidad no afecte negativamente. La vida actual exige pasar muchas horas en locales cerrados, no poder realizar ejercicio al aire libre y con luz artificial que, en la mayoría de los casos, carece de las radiaciones (paleta de colores) que mantienen el equilibrio del organismo. Con esta terapia se expone al cuerpo a las luces que necesita, como la luz blanca que en 15 minutos, ayuda a que el cuerpo sintetice la vitamina D para los huesos y resulta muy estimulante.

  • – Ayurveda

¿Para qué? Basada en la tradicional medicina hindú, trata de resolver problemas de nerviosismo y malestar.

¿Qué es? Tratados de medicina y filosofía que abarca todos los aspectos de la existencia y que en su adaptación actual se limita a la búsqueda personificada del bienestar. La doctrina de esta terapia afirma que el cuerpo humano está controlado por tres doshas o bionergías. El movimiento es responsabilidad de vata, mientras que pitta es el encargado del metabolismo y kafa del crecimiento. Todas las doshas deberían estar equilibradas constantemente para que no apareciera ni el malestar ni la enfermedad y así vivir más de cien años. Una dieta correcta, yoga, masajes y meditación se encargan de mantener el equilibrio.

Direcciones

Elije alguna de estas 6 terapias o combínalas para comprobar el bienestar que te proporcionan y el empujón que le darán a tus tratamientos habituales de cosmética.

Otros posts que te pueden interesar:

|

Comentarios