mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

ojos foto apertura

¡Cuidado con tus ojos! Su contorno delata tu estilo de vida

Una mirada abierta, despierta y dinámica es el espejo en el que se refleja el bienestar ¡y la juventud! del rostro. Por este motivo es importante retrasar la aparición de las patas de gallo, las bolsas y ojeras, que se ceban en la piel de su contorno.

En pocas palabras, si no lo cuidas, te añadirá algunos años de más. Y si te confías y amparas en tus pocos años, harás mal. El deterioro de una zona tan delicada está cantado; sobre todo si desde ahora, que aún eres joven, no te implicas con esmero.

ojos cerrados

En el rostro, el contorno de los ojos libre de arrugas, bolsas y ojeras, es el signo más importante de lozanía y juventud.

Como la piel de los párpados es la más fina del todo el cuerpo y, paradójicamente, la menos preparada para luchar contra los signos del paso del tiempo, no te conviene esperar a cumplir los 40 años, que es cuando, por regla general, se hacen visibles los problemas que acucian esta zona. El simple e inevitable parpadeo, que se realiza aproximadamente unas doce mil veces diarias, hace que esta gran movilidad de la piel altere las fibras de colágeno y de elastina ocasionando una disminución y luego una pérdida de tonicidad y de elasticidad. Suma a esto el viento, el sol, la polució, etc. y comprenderás el peligro que corre a diario.

Menos mal que está comprobado que gracias a las innovadoras fórmulas cosméticas actuales puede retrasarse los signos de envejecimiento cuando, a edades tempranas, se le aplican los productos adecuados; aunque es muy importante la constancia de modo que la piel del contorno de los ojos esté siempre hidratada y nutrida.

Ni lo dudes, una noche en blanco o varias horas seguidas de ordenador o de diversión quedarán como huellas impresas en el contorno de los ojos y solo los cuidados previos y los tratamientos posteriores harán que se recupere.

Parches adhesivos, aplicadores en roll-on, dispositivos de última generación, unidos  sérums y cremas, se encargan de relajar y descongestionan la zona al depositar sobre ella una ingente cantidad de activos en un tiempo récord. Además de seguir las instrucciones, es interesante que utilices los aplicadores que aparecen, ya sea en el mismo envase, o por separado, para extender el producto como garantía del buen resultado.

Agresiones convertidas en arrugas, bolsas y ojeras

El viento, el frío, el sol, el aire acondicionado, la calefacción y la contaminación ambiental exponen a la epidermis a la deshidratación y a fenómenos irritantes que contribuyen a la formación de radicales libres y al envejecimiento acelerado. Al cumplir años las líneas de expresión aparecen, las arrugas se forman en la comisura externa del ojo formando las patas de gallo y, posteriormente aparecen las arrugas en los párpados y también en esa zona se concentra el problema de las bolsas. Este inconveniente estético se debe a que la microcirculación linfática y sanguínea funciona más lentamente. El drenaje natural es insuficiente dando lugar al edema palpebral que hace que la piel se distienda y vaya acumulándose líquidos y grasa.

En cuanto a las ojeras aparecen por dos causas: la producción excesiva de melanina, responsable de la coloración de la piel, y cuando las paredes de los capilares sanguíneos compuestos esencialmente de colágeno, se fragilizan y ralentiza la actividad circulatoria. Es entonces cuando los elementos sanguíneos se difunden en el tejido conjuntivo coloreando la piel debajo del párpado inferior y deja esa molesta marca en el párpado inferior tan difícil de combatir.

Para ayudarte a aliviar y mejorar, incluso a eliminar todos estos inconvenientes estéticos hemos hecho una selección de productos de tratamiento y un dispositivo con tecnología avanzada, que cumplen con el objetivo de conseguir una mirada fresca y rejuvenecida; y ¡muy importante!, evitarán que tengas que visitar el quirófano para remediar los problemas del contorno de ojos. Ya sabes, mejor prevenir que curar.

También te puede interesar:

 

|

Comentarios