mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Rostro aplicando oil

Aceites, la elección más confortable cuando llega el frío

A pesar de que se pueden usar durante todo el año, este es el mejor momento de contar con la textura estrella de las fórmulas cosméticas: las oleosas.

Estos preparados corrigen desordenes fisiológicos en la piel, tratándola de manera sencilla, efectiva y natural y son los únicos capaces de envolver a tu piel con un velo perfecto de suavidad, protección y cuidado. Por lo tanto, si todavía eres de las que piensas que los aceites solo sirven para los masajes o para cuidar del pelo, tienes que conocer la nueva generación aceitosa extremadamente ligera y nada pringosa, que se absorbe al instante y deja la piel suave y luminosa.

Además, según explica la cosmetóloga y consultora de belleza de Weleda, una de las marcas emblemáticas de cosmética natural, “la piel, que es un órgano inteligente, asimila solo lo que necesita y lo que le es análogo; el resto lo reintegra”. Por eso no hay que preocuparse si se pasara de la dosis justa (que debe ser muy escasa) de aceite a la hora de aplicarlo, porque la piel solo absorberá lo que precisa en cada momento.

Precisamente por haberse convertido en tendencia, las fórmulas en aceite presentan una oferta impresionante, por supuesto, todos recomendables, aunque seguro que te conviene saber cuáles son los seis aceites que destacan por sus propiedades y versatilidad, como cómplices de tu belleza: Rosa Mosqueta, Argán, Almendras, Jojoba, Lavanda y Aguacate. Todos ellos conocidos por sus efectos demostrados de: nutrición, anti-edad, reafirmantes de tejidos y regeneradores de la piel.

La mayoría de estos preparados cosméticos se componen de aceites vegetales de primera presión en frío BIO, ricos en vitaminas y ácidos esenciales, a estas bases vegetales en algunas formulaciones se les puede añadir aceites esenciales puros, seleccionados por su alta calidad y eficacia.

Todos los aceites funcionan como un tapón epidérmico que impide la pérdida del agua interna; esta actuación le convierte en el mejor anti-deshidratante que realiza el efecto milagroso de humectar las pieles resecas por encima de una crema o un fluido.

Todos los aceites funcionan como un tapón epidérmico que impide la pérdida del agua interna; esta actuación le convierte en el mejor anti-deshidratante que realiza el efecto milagroso de humectar las pieles resecas por encima de una crema o un fluido.

 

La calidad de los aceites depende básicamente de la naturaleza de los ácidos grasos que los componen, ya que alguno de estos son indispensables para el equilibrio nutricional de la piel. Cuando se aplican, se dispersan en finísimas gotículas, que van penetrando por las glándulas sebáceas y el sistema polisebáceo al combinarse con los lípidos cutáneos.

Las propiedades:

  • – Rosa Mosqueta. Aumenta la hidratación cutánea, debido a sus propiedades oclusivas y a los cambios estructurales que induce en el estrato córneo. Con alto poder revitalizante sobre los fibroblastos y las células productoras de colágeno y elastina, proporciona firmeza y elasticidad a la piel. Es muy conocido por su capacidad preventiva de estrías y la gran hidratación. Se utiliza también para problemas de la dermis muy concretos como la dermatitis de contacto.
  • – Jojoba. Actúa directamente contra el envejecimiento, hidrata las pieles secas, nutre el cabello y evita la acumulación de sebo. Su aplicación habitual facilita los procesos de regeneración celular y aumenta tanto la elasticidad como la suavidad y firmeza de la piel. Además de su alto contenido en ceramidas, también está presente la vitamina E, que actúa como antioxidante y protege a la piel de los radicales libres. Contiene propiedades anti-inflamatorias que ayudan a reducir la hinchazón y enrojecimiento asociado con el acné.
  • – Argán. Tiene el doble de vitamina E que el aceite de oliva y también un alto índice de ácidos grasos esenciales por lo que desarrolla poderes curativos y anti-edad, debido a la gran cantidad de antioxidantes que contiene. Se usa desde hace generaciones en Marruecos como elixir de belleza, donde le denominan como “El oro de Marruecos” y con él llevan siglos cuidando su piel del rostro y cuerpo y el cabello.
  • – Lavanda. Tiene gran poder hidratante, y aumenta el flujo de sangre a los tejidos de la piel. Esto aumenta el suministro de nutrientes y oxígeno a la piel y mejora su apariencia. Es uno de los aceites esenciales más versátiles.
  • – Almendras. El rey indiscutible de los aceites destinado para aplicar en las pieles sensibles. Cuida tu piel como ningún otro y su efecto calmante ayuda a revitalizar el cutis y el cabello de las inclemencias de la edad. Se usa des para desmaquillar a hidratante, para masajear el cuerpo, suavizar las manos y los pies, cabello reseco, masajear las cutículas, Acné, estrías, labios resecos, cabello reseco y encrespamiento. Muy recomendado para las mujeres embarazadas sobre la piel más afectada durante esta etapa.
  • – Aguacate. Extremadamente rico en ácidos grasos que alimentan las células de tu piel y tu cuerpo y, por eso, utilizar el aceite vegetal de aguacate como hidratante diario proporciona magníficos resultados en el aspecto de la piel, su tersura, brillo y elasticidad.

 

Cómo aplicarlos:

El aceite facial se puede aplicar de día o de noche después del tónico. De día, normalmente se aplicaría en lugar de la crema hidratante, pero en casos de descamación o piel muy seca, puedes mezclar unas gotitas de aceite con tu crema hidratante.

  • – 1 Poner unas gotitas en la palma de la mano
  • – 2 Friccionar para calentarlo
  • – 3 Aplicar con ligeros toques de presión (no deslizar ni masajear) en el rostro, cuello y escote.

 

¡Importante! hay que posarlo en la superficie de la piel con ligeras presiones de las yemas de los dedos o de las palmas de las manos, así el aceite penetrará profundamente, aunque se puede usar de día y de noches, es más efectivo si se aplica por la noche, cuando se regenera la piel.

Y por si te asalta esta pregunta ¿es mejor el aceite que el sérum? En principio son completamente distintos, el suero contiene más cantidad de agua y menos cantidad de aceite y suele ser para tratar problemas específicos como las manchas o las arrugas. Es de textura ligera, se absorbe enseguida y es muy potente. El aceite nunca lleva agua. Es 100% aceite y está compuesto de aceites esenciales y extractos de plantas. El aceite penetra la piel en profundidad, por lo cual regenera las células de la piel. Está recomendado para todo tipo de pieles incluso las más desvitalizadas. Y no hace falta que elijas,  hay firmas cosméticas que presentan tratamientos faciales en textura serúm en aceite, así que puedes contar con las ventajas cosméticas de ambos al mismo tiempo.

En esta fotogalería te presentamos 6 tratamientos faciales formulados exclusivamente con aceites de Rosa Mosqueta, Argán, Almendras, Jojoba, Lavanda y Aguacate y otros 6 en los aparecen aceites mezclados. Son 12 tratamientos oleosos para el rostro, cuello y escote con los que tu piel saldrá ganando en confort y garantías de juventud durante estos próximos meses fríos.

También te interesa…

|

Comentarios