mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

rosacea

Cómo eliminar las venitas rojas de tu rostro

Las mejillas ligeramente sonrosadas se agradecen, pero los mofletes a lo Heidi, con rojeces que pueden ocupar hasta las aletas de la nariz ¡de ninguna manera!

Y esto puede suceder ya mismo, cuando lleguen las temperaturas gélidas, propias de estos próximos meses. Y es que el organismo, a pesar de estar programado para defenderse de todo tipo de agresiones, no es invencible. El frío provoca una sacudida en las funciones naturales de defensa y reestructuración de la epidermis; asimismo, es un fabuloso estimulante vascular ya que obliga a los vasos sanguíneos a hacer gimnasia, contrayéndose y dilatándose.

collage cuperosis

Las zonas rojas se extienden principalmente en las mejillas, pero pueden instalarse también en el mentón. Sérum para alivio de pieles sensibles, combatir rojeces y evitar descamaciones. Intral de Darphin (60 €). Crema Antirojeces especialmente indicada para pieles cupéricas y seborréicas, con tendencia de secas a muy secas. Lierac ((41 €)

Su primera víctima es el envoltorio cutáneo que como termómetro y termostato, percibe los cambios de temperatura y ayuda al cuerpo a adaptarse a ellos. Esta agresión a la capa córnea, debilita el muro formado por las células muertas y ataca las células vivas de las capas profundas. Como alteran la película hidrolipídica de la superficie de la piel, queda totalmente desnuda.

Este daño resulta espectacular, sobre todo a las pieles sensibles y reactivas, en las que aparecen rojeces que, de no tratar debidamente, pueden llegar a convertirse en “cuperosis“, un desorden epidérmico que padece más de un 10% de la población adulta y que, según afirman los dermatólogos, llevan hasta su consulta a un 2% de personas perjudicadas por este problema.

collage cuperosis rosacea

Gel fresco formulado con ácido azelaico, niacinamida, pantenol, ácido hailurórico, azeloglicina y extracto de cardo mariano. Azelac, de Sesderma (27,67 €). Restaura y refuerza la barrera cutánea, protege la pared vascular y regula la reacción inmunitaria de la piel para evitar la aparición de las rojeces. CC Cream Roséliane, de Uriage (20 €). Suero avanzado para pieles con rosácea, cuperosis, irritación, rojeces y sensibilidad que reduce las rojeces y la sensibilidad, evita irritaciones y refuerza la salud de la piel. Hongos, Dr. Andrw Weil, de Origins (75 €)

El primer paso, porque no todas las rojeces son iguales, es diferenciarlas. Los expertos de la firma dermofacéutica Avène las dividen en cuatro estadios:

  • – Fugaces: Se trata de eclosiones causadas por el frío, el viento, el sol, comidas copiosas, el alcohol o emociones que pueden provocar rojeces en la piel. Pero en minutos, la piel restablece por si misma su estado normal.
  • – Permanentes o eritrosis: Brote tras brote, a la larga, las rojeces persisten particularmente en la zona de las mejillas, las aletas de la nariz y la barbilla.
  • – Vasos dilatados o cuperosis: A partir de la eritrosis, algunos capilares sanguíneos se dilatan, incluso tanto que algunos quedan a simple vista. Estos pequeños vasos rojos constituyen la cuperosis. Los casos menos severos pueden tratarse con cosmética específica.
  • – Rosácea: Denominado hace tiempo como “acné rosáceo”, al presentar el aspecto de pústulas similares a las de este trastorno, se refiere a un estado severo que requiere consulta dermatológica.

collage cuperosis avene

Emulsión indicada para la piel sensible con rojeces intermitentes y permanentes. Leti SR Crema Antirojeces (17,50 €). Crema rica en activos que disminuyen la concentración de glóbulos rojos, aportando calma y bienestar. Antirougeurs Fort, de Avene (17,90 €). Emulsión protectora para pieles afectadas por rosácea, con factor de protección solar alto (SPF 30 con protección UVA), que combate el eritema intermitente y el permanente. Rosacure intensive (25 €9

Para casos de cuperosis severa y rosácea, se puede acudir a los tratamientos con láser, siempre que se haga bajo prescripción médica. Para el resto de las pieles enrojecidas, la cosmética está preparada para contrarrestar todos los efectos, incluidas las pieles sensibles o frágiles, las más amenazadas en esta época. En estos casos, lo que necesitan es nutrición, hidratación, protección y elementos calmantes que proporcionen bienestar inmediato.

Está comprobado que si se tratan desde la prevención, las rojeces fugaces o temporales, nunca llegarán a convertirse en cuperosis, y mucho menos en rosácea.

También te interesa…

|

Comentarios