mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Altuzarra sin patillas

Depiladas por la patilla

Patillas tenemos todas, pero es su exagerada presencia la que resulta antiestética para aquéllas que la sufren. El pelo de las patillas no tiene el mismo grosor del cabello ni del vello facial restante, son diferentes, y cuando son muy notorios, son fastidiosos. Penélope Cruz, Shakira, Camilla Alves, Jennifer Lopez, Beyoncé, Gigi Hadid y Sarah Hyland, son famosas que tienen en común la abundancia pilosa que crece a los lados del rostro.

Penélope Cruz, Jennifer Lopez, Beyonce, Gigi Hadid, Isabel Pantoja o Sarah Hyland son solo algunas de las famosas que tienen patillas.

Penélope Cruz, Jennifer Lopez, Beyonce, Gigi Hadid, Isabel Pantoja o Sarah Hyland son solo algunas de las famosas que tienen patillas.

Claro que con el paso del tiempo y la inestimable ayuda de los estilistas y los retoques del photoshop, las famosas consiguen dominar y hacer desaparecer esos incordiantes pelillos en los momentos estelares. Y desde luego también han ido tomando medidas para ir despejando la espesura del vello de sus patillas, porque este mínimo detalle puede arruinar un peinado, sobre todo cuando se trata de un recogido o aún peor, un moño de estilo clásico que necesita presentar el cabello pulido y perfecto.

Ya puedes estirar el pelo y poner toda la laca que quieras, esos pelillos rebeldes que has ido colocando con primor, a la menor oportunidad, sale disparado. Pero es que, además, en algunos casos, las patillas recorren la mandíbula, convirtiéndose en una pesadilla. Si tu también compartes con ellas este inconveniente tienes que saber que para aclarar, difuminar y eliminar ese vello indeseado existen remedios adecuados. Aquí, te damos algunas soluciones y te dejamos claro que ni especialistas en depilación, ni dermatólogos, recomiendan afeitadoras ni cremas depilatorias. Y si piensas en la herramienta ancestral llamada pinzas, solo pueden servir en el caso de que se trata de poco vello, y aún así, el tener que ir pelo por pelo puede ser poco práctico.

  • – Hilo Hindú: ideal cuando no hay un excesivo vello ni es fuerte o grueso. Este procedimiento se realiza con un delgado hilo de algodón que por medio de una torsión toma el vello y lo quita de raíz. Son varios los beneficios del hilo hindú, entre ellos que es un método rápido y totalmente higiénico, que no provoca alergias ni dolor, tiene resultados precisos y debilita el vello desde la primera aplicación.

 

El depilado de patillas con hilo funciona mediante el trenzado del vello con un hilo, capturando y arrancándolo desde el folículo. Es preciso, rápido y limpio. Lo puedes hacer en un centro o en casa adquiriendo alguno de los diferentes dispositivos que existen en el mercado.

El depilado de patillas con hilo funciona mediante el trenzado del vello con un hilo, capturando y arrancándolo desde el folículo. Es preciso, rápido y limpio. Lo puedes hacer en un centro o en casa adquiriendo alguno de los diferentes dispositivos que existen en el mercado.

  • – Cera: es un método progresivo infalible que va debilitando el vello hasta hacerlo desaparecer. Muy usada en las depilaciones profesionales. Hay varios tipos de cera y algunas son especiales para la cara. Si se hacen correctamente no causan problemas de vellos encarnados. Realizado por un experto, la depilación con cera en las patillas no resulta dolorosa. Si quieres hacerlo tú misma solo tienes que extender un poco de cera -entre caliente y tibia- en la zona, dejas secar unos segundos y le das un estirón a contrapelo. Debe realizarse utilizando un kit de cera especial para el rostro. Es importante tener la piel limpia y seca, retirar el cabello, marcar la zona, peinar los vellos hacia abajo. Es mejor hacerlo por la noche, y si se hace de día recuerda ponerte protector solar para evitar las manchas en el área.
  • – Decoloración: solo es recomendable si se sabe que no se padece alergia y cuando los vellos de las patillas son rubios, muy finitos y ralos. Con este método simplemente se aclaran, disimulándolos.
  • – Luz Pulsada: una opción duradera es la luz pulsada intensa (IPL). Se trata de pulsos de luz que aumentan la temperatura de aquellas zonas con más melanina (los vellos más oscuros), quemando sus raíces. Se trata de un sistema que necesita varias sesiones, pero se adapta a varios tipos de piel y vellos. Aunque la mayoría de las luces pulsadas que hay en el mercado son de muy baja potencia y sólo consiguen miniaturizar el vello, pero no eliminarlo. De hecho hay en el mercado toda una artillería de aparatos caseros para hacerse la autodepilación en casa con total garantía.
Fotodepiladora Remington IPL i-Light Prestige (350 ). Depiladora de cera Easy Wax de Veet, con sistema roll on que calienta la cera, indicada para todo tipo de piel, incluso la más sensible (18 €).

Fotodepiladora Remington IPL i-Light Prestige (350 ). Depiladora de cera Easy Wax de Veet, con sistema roll on que calienta la cera, indicada para todo tipo de piel, incluso la más sensible (18 €).

  • – Láser: muy recomendable para quienes tienen vello muy potente, es el sistema definitivo, muy práctico que sólo requiere de unas pocas sesiones y sus resultados son espectaculares. Se trata de la emisión de una luz calórica que influye en el folículo debilitando paulatinamente el vello hasta que deja de crecer. El laser de diodo, que se presenta en el aparato Soprano ICE y en el Vectus, lo último en este tipo de tecnología.
Con el sistema de láser profesional será definitiva su desaparición, aunque necesita varias sesiones espaciadas. Los resultados más satisfactorio se consiguen con el vello grueso o mediano, y oscuro.

Con el sistema de láser profesional será definitiva su desaparición, aunque necesita varias sesiones espaciadas. Los resultados más satisfactorio se consiguen con el vello grueso o mediano, y oscuro.

Aunque te conviene saber que las patillas, como el resto del vello facial, presenta unas particularidades relacionadas con las hormonas que dificultan su desaparición por completo, y como tal, requiere sesiones espaciadas en el tiempo y más repasos que en otras zonas. Si quieres saber si tus patillas necesitan un repaso, los expertos de Veet, explican que tienes que hacerte una cola de caballo alta y tirante, luego revisa los laterales y comprobarás si tienes que despejar un poco la zona de las patillas. Como igualmente puedes hacerlo con los ‘abuelillos’, esos pelos que nunca crecen lo suficiente como llegar a una coleta alta y quedan sueltos por la nuca.

Seguro que también te interesa…

|

Comentarios