mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

mujer brocha y espejo

10 Productos que le dan a tu piel un toque tostado

Ponle al buen tiempo mejor cara con los grandes aliados que transforman tu cutis mustio y macilento por un suave y favorecedor color tostado ¡en tiempo récord! El objetivo es conseguir un efecto ‘sunkissed’, con la piel bañada por el sol, aunque tu rutina consista en ir de casa al trabajo y viceversa. Con su ayuda no te hace falta ni un rayito de sol para tener la piel tostada. Puedes dártelos por todo el rostro o solo en una franja, y también puedes aplicarlos en el escote.

La tendencia del momento es hacerlo en modo ‘stripping’ que es dándote con polvos de sol la zona alta de los pómulos cubriendo también el tabique de la nariz. El ‘stripping’ se aplica sobre un rostro suavemente maquillado, por ejemplo con una BB Cream, porque de lo que se trata es de que el acabado sea súper natural. La crema tintada sirve para homogeneizar el tono de la piel y unos toques de corrector antiojeras pueden solventar los signos de cansancio. Para potenciar el efecto soleado sobre el rostro, también puedes darte unos toquecitos de iluminador en la parte central de las mejillas.

El stripping aporta una franja horizontal de bronceado que ocupa las mejillas y la nariz, dejando un halo tostado en la piel como si se hubiera paseado bajo el sol.

El stripping aporta una franja horizontal de bronceado que ocupa las mejillas y la nariz, dejando un halo tostado en la piel como si se hubiera paseado bajo el sol.

 

Polvos de sol paso a paso

Para conseguir un resultado natural opta siempre por las tonalidades tierra, y aléjate de los tonos anaranjados que pueden dejar un color poco favorecedor. Y dentro de la paleta de los colores terrosos, es muy importante que antes compruebes cuál es el tono que más se adapta a tu tono de piel haciendo una prueba en el hueso de la mandíbula para comprobar el resultado.

  • – Aplica sobre el rostro una fina capa de polvos traslúcidos.
  • – Toca solo las zonas donde el rostro se broncea naturalmente: mejillas, barbilla y nariz usando principalmente una brocha grande. Hazlo siempre desde las sienes hasta los pómulos de forma gradual de fuera hacia dentro, tocando así las tres zonas: sienes, mentón y pómulos.
  • – Cambia de brocha y coge una más pequeña para detallar el acabado con más precisión. Potencia el resultado usando el iluminador en la parte superior del pómulo y añade un ligero toque de blush en tonos rositas o melocotón.
  • – Un truco para hacer el efecto ‘sun touched’ es el utilizar las brochas del blush porque al ser más pequeñas son más fáciles de usar para definir y precisar sobre todo la zona T: frente, mejillas y barbilla
  • – Termina difuminando suavemente el producto que queda en la brocha por el cuello, el escote, los hombros y brazos.
Elegir  las brochas adecuadas son también importantes para que puedan rescatar el productos y distribuirlo eficazmente. Para algunas zonas, gordas y con mango largo, para otros más pequeñas y con mango corto.

Elegir  las brochas adecuadas son también importantes para que puedan rescatar el productos y distribuirlo eficazmente. Para algunas zonas, gordas y con mango largo, para otros más pequeñas y con mango corto.

En las pieles claras los polvos bronceadores pueden dejar un tono demasiado artificial. Para conseguir un resultado más natural elige un par de tonos por encima de tu carnación natural de piel con acabado satinado.

Presume de moreno con estos 10 productos  un efecto ‘sunkissed’ sobre tu piel y tu rostro en pocos minutos.

Seguro que también te interesa…

|

Comentarios