mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Feet-and-hands

¿Piel seca en manos y pies? Acuérdate de la parafina

Si por más crema que te pongas en las manos y en los pies, notas cómo su piel sigue manifestándose seca y rugosa, está claro ¡siguen sedientas! y lo que necesitan es un buen chute de parafina.

Esa magma viscosa que se aplica en los salones de belleza y spas como complemento de la manicura y la pedicura, tiene la propiedad de hidratar como ningún otro producto cosmético, además de una gran capacidad para suavizar la superficie de la piel, porque también ayuda a mejorar la circulación y a abrir los poros para que los tratamientos posteriores penetren en capas profundas de la piel.

Con su aplicación, la humedad no se evapora de la piel sino que se mantiene en sus capas internas, ayudando a hidratarla, alimentarla y, como consecuencia, rejuvenecerla. Por eso, está muy indicada para las manos y los pies con problemas de deshidratación, sequedad, falta de elasticidad, piel agrietada o descamada y cutículas resecas.

41263246 - closeup shot of a woman applying moisturizer to her leg and feet. beauty feet and hands isolated on white background. young woman touching hands and legs with french manicured nails.

 

Las manos y los pies son zonas muy castigadas durante todo el año, pero es el calor la que hace que pierdan hidratación y la época en la que precisan cuidados intensivos.

¿Qué es?

La parafina es un conjunto de hidrocarburos derivados principalmente del petróleo y en menor medida del carbón. En las refinerías, estos hidrocarburos se destilan a temperaturas elevadas obteniendo aceites pesados. Tras su enfriamiento a 0°C se cristaliza la parafina, separada mediante filtración o centrifugación. Después, el producto se purifica y la parafina resultante se envía a los laboratorios para su uso posterior en cosmética.

¿Cómo trabaja?

El tratamiento de parafina está basado en la termoterapia. La parafina licuada es muy eficiente absorbiendo y reteniendo el calor. Cuando sumerges tu mano o pie en el baño de parafina, por ejemplo, el calor se transfiere de la cera a las áreas afectadas mientras esta se solidifica. El calor aumenta la circulación y alivia el dolor y la tensión. Para ayudar a suavizar la piel, la parafina aumenta la provisión de la sangre en la piel, mientras abre los poros y atrapa la humedad de las capas de piel más internas.

parafina manos y pies

El baño de parafina solo necesita que las manos y los pies estén completamente limpios. Puede realizarse tantas veces como se quiera. Lo ideal es al menos una vez al mes.

Protocolo en centro estético:

La terapeuta hará las indicaciones precisas para el tratamiento. El primer paso es introducir la mano y/o el pie en un recipiente con parafina caliente durante unos segundos. Hay que hacer entradas y salidas rápidas porque la parafina está a alta temperatura. Hay que hacer lo entre seis y 12 veces. Una vez completado se retira cada una de las manos o los pies y se cubren con un papel de plástico osmótico y se cubre con una pieza de algodón para que conserve todas las propiedades de la parafina y se espera entre 15 y 20 minutos, hasta que la parafina quede fría y forme una capa sólida.

Resultados: enseguida se comprueba que la piel ha quedado hidratada, nutrida y muy suave, con el tono uniforme y mejor color.

banera-parafina-paraffin-heather-bath

Calentador Parafina Classic, de fácil manejo con 2 posiciones de temperatura. Tiene 2,7 litros de capacidad para permitir trabajar cómodamente manos y pies.

Uso casero:

Como el agente terapéutico de los baños de parafina es el calor, se necesita que la sustancia adquiera una temperatura de 50 a 54 grados Celsius. Si no se tiene un aparato específico, habrá que calentarla a baño María.

¡Atención! La parafina no puede calentarse directamente, pues es una sustancia inflamable.

Seguro que también te interesa…

|

Comentarios