mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

colorete

El colorete se sube de tono

En el pasado, la cualidad más aclamada del rubor era la discreción. Pero eso se ha acabado. Al mismo tiempo que este aparentemente sencillo producto de maquillaje eleva sus ventas como nunca antes había ocurrido, los gurús del maquillaje proponen encender las mejillas con colores potentes: amarillo, naranja, rojo o fucsia.

El blush  de colores potentes es el imprescindible del maquillaje top. Apuestas arriesgadas y llamativas que animan a convertir la rutina del maquillaje en una forma de expresión personal. Sin ir más lejos, el ‘yellow blush’, que en principio parecería de locos, está siendo todo un movimiento dentro de las redes sociales y son muchos los artistas de maquillaje que han hecho desfilar a las modelos de las pasarelas con sus mejillas amarillas.

Pero lo mejor de todo es que el amarillo, además de favorecer a todas las pieles, claras y morenas, sirve para iluminar el rostro, un detalle muy valioso dentro de la rutina del maquillaje.

La cuestión es que el colorete amarillo no ha sido solo la idea de algún maquillador visionario; para constatarlo, la colección que acaba de presentar Rihanna Fenty Beauty incluye este color para aplicarlo en las mejillas y en cualquier otra zona que se quiera destacar.

Ahora toca esperar si este colorete amarillo, o el que propone la actriz Rossy de Palma en su colección cápsula para Mac en furioso fucsia, como el rojo o naranja que presentan otras firmas de maquillaje, consiguen popularizarse.

red blush

Las mejillas ruborizadas al extremo se convierten en protagonistas del rostro. Los coloretes repletos de pigmentos de colores potentes, transforman y capitalizan el maquillaje de forma sorprendente.

¿Problemas con el colorete? El maquillador británico Dick Page, Director Artístico de Maquillaje de Shiseido, que trabaja con numerosas celebridades y firma los looks de pasarela de los desfiles más glamurosos de la Semana de la Moda de Nueva York, explica cómo sacarle el mejor partido al blush. “El colorete es al cutis, lo que las vitaminas a tu salud: la manera más fácil de que te veas y sientas bien. Toda una inyección de vitalidad pero, como las vitaminas, tienes que encontrar la cantidad justa”.

Cómo elegir el tono

Elige el color que esté más cerca del tono que adquiere tu piel tras hacer algo de ejercicio, que al activar la circulación deja un aspecto saludable en el rostro . “Por regla general, las pieles más claras optarán por un rosado, mientras que las pieles más oscuras, en las que el rubor natural no es tan obvio, pueden optar por dorados o cobrizos“. Esto en líneas generales; porque ahora la tendencia “draping” que consiste  en combinar dos tonos de blush para definir la cara, el tono más oscuro se aplica bajo el hueso del pómulo y el más claro (que sirve como iluminador) arriba, más cerca del contorno del ojo. Con esto se consigue un efecto “glow” radiante.

Las campañas de publicidad al igual que los desfiles y reportajes de moda, presentan a las modelos con un estilo de maquillaje en el que el rubor no solo se sube de tono, es que además abarca casi media mejilla. Sin duda, el colorete vive una etapa de gloria.

Respecto a la textura

Prácticamente se trata de una cuestión de gustos.

  • – Crema: elaborado con cera y pigmentos de color. Resiste mejor al agua, la humedad y el sudor. Se aplica con la yema de los dedos o con una esponja tipo blender. Indicado para pieles secas.
  • – En polvo: Se aplica con una brocha biselada. Idóneo para piel piel mixta o grasa.
  • – En barra: su formato es parecido al de un lipstick, muy fácil de usar al deslizarse suavemente. Es el que otorga un acabado ligero y da un aspecto de naturalidad.

Dick Page “las fórmulas en crema crean un acabado final ultra natural. Hay que intentar difuminarlas al máximo sobre las mejillas. Los dorados suaves pueden usarse también para resaltar la esquina interna de los ojos”. Respecto a la aplicación… ¡sonríe! El maquillador recomienda aplicar el polvo en la parte alta del hueso de la mejilla (aparece justo cuando se sonríe), y difuminar el tono hacia fuera en dirección a la línea de nacimiento del pelo.

A pesar de que en el packaging aparecen con colores rotundos, la verdad es que al aplicarlos, puedes modular perfectamente su acabado. De menos a más, hasta que veas el tono justo que deseas.

Aquí encontrarás 10 coloretes para darle a tus mejillas el rubor tendencia que más te guste.

Seguro que también te interesa…

|

Comentarios