mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Al rescate de las puntas

Esa zona del cabello es la más curtida. Lleva más tiempo que ninguna otra parte del pelo sufriendo el abuso de las herramientas de calor, los tintes, los moldeadores y algunos productos de styling que las pueden dejar mortecinas y quebradizas.

Entonces, ¿solo queda cortarlas? Pues no, no hace falta si tienes a mano algunos tratamientos especiales que pueden devolverles la vida para que puedan llegar con buen aspecto para recibir el invierno. Recuerda que el frío puede agravar no solo su estado, sino el de toda la melena porque la deja deshidratada y sin brillo, así que ponte manos a la obra para que, si no queda más remedio, el corte de puntas sea mínimo.

Porque, hay veces, que no hay otra salida. El “sector de riesgo” está compuesto por aquellas que adoran llevar estilos de color como el californiano, el ombré, en definitiva, todos aquellos looks que precisen decolorar las puntas ¡que son casi todos!. Este procedimiento tan favorecedor resulta perjudicial para el pelo porque le convierte en cabello frágil y dependiente de muchos cuidados externos.

Pero aquí hay que tener cuidado, porque según expertos algunos tratamientos que aseguran “sanar” las puntas abiertas, en realidad lo que hacen es  sellarlas para ocultarlas de la vista, pero el daño sigue estando allí. Son buenos como solución ocasional, pero depender de ellos a largo plazo no resulta beneficioso. Lo que tienes que hacer es usar todos los productos para el pelo con fórmulas que le procuren a la melena; y sobre todo a las puntas, todos los principios activos que necesita para estar siempre protegidas de todos las agresiones externas.

Las melenas extra largas deben procurarles muchos cuidados a sus puntas porque son realmente unas veteranas. Para que se mantengan sanas y brillantes, necesitan productos cosméticos que las hidraten y mantengan sus fibras unidas y fuertes. (Imagen KimCom)

En cuestión de cabello es muy importante lo que se come; los nutrientes de la alimentación dan forma a las hebras del cabello, y aquí juegan un papel importante dos vitaminas del complejo B, el ácido fólico y la biotina. El ácido fólico ayuda en la producción de glóbulos rojos, lo imprime fuerza al pelo. Los alimentos ricos en esta vitamina incluyen las verduras de hojas verdes, las naranjas, la soja y el trigo. La biotina le da vigor al cabello y también a las uñas mediante su metabolismo de grasas, carbohidratos y proteínas. Algunos alimentos ricos en biotina son el arroz integral, las lentejas, los guisantes, las semillas de girasol y las nueces.

  • Trucos: Pasarse el peine o el cepillo varias veces al día porque sus púas se encargan de trasladar la grasa (lípidos) de la raíz a las puntas. Así que peinarse no solo te dará buen aspecto, sirve para cuidar tus puntas. Empapa el pelo con aceite de oliva o coco al menos una vez cada 15 días. Pasa mínimo una hora con este mejunje (si es una noche entera, mejor). Luego lo lavas normalmente.

Reparar la puntas es posible utilizando para reanimarlas los productos que reponen las carencias del cabello. Pueden ser lociones o acondicionadores, aceites o cremas, todos ellos están creados para cuidar y proteger las partes más débiles del pelo.

Aquí puedes fichar las 10 propuestas para que evites tener que cortarte más allá del final de las puntas.

Seguro que también te interesa…

|

Comentarios