mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

¿Sufres tecnoestrés? Resuélvelo haciendo la “desconexión cosmética”

Notas que tu vida personal y laboral se ve afectada por el uso continuado de aparatos electrónicos como son el móvil, la tablet y el ordenador. De alguna manera sabes que tu enganche a las redes sociales  “te roban tiempo” para dedicarlo a otras actividades que te resultarían más beneficiosas para tu salud. Pero tal vez no te hayas dado cuenta de que esta conducta también influye en el organismo, y como daño colateral, a la piel. Inspirándose en el libro ‘Tecnoestrés’ publicado en 1997 por Larry Rosen y Michelle Weil, que ya ponía de manifiesto lo dañino que resulta la adicción psicológica a la tecnología, ha surgido la tendencia “hygge”, que significa algo así como: cómodo, relajado, libre, y que consiste en que aprendas a disfrutar de las pequeñas cosas que te hagan sentir a gusto.

Se trata de que busques momentos de desconexión total como los que te puede proporcionar el prepararte un buen baño con sales o aceites aromáticos relajantes, ponerte una mascarilla calmante, aplicarte bálsamos y mascarillas de noche para despertarte como una rosa; en definitiva, una filosofía de vida que te anima a que disfrutes con la cosmética anti tecnoestrés que, además de desestresar tu piel, tranquilizará tu mente y alegrará tu espíritu.

Existen pautas muy sencillas que pueden mejorar el estado de nerviosismo y ansiedad que propicia el enganche tecnológico. Tan sencillo como tomarse unas infusiones elaboradas con sustancias relajantes combinadas con un baño. En palabras de Vanessa Meléndez, Training Manager de Perfumerías Douglas, “El baño produce una fuerte sensación de relajación, que ayuda a minimizar el estrés. Aporta carga positiva a la mente y suaviza la piel, permitiendo una mejor hidratación y combatiendo los daños a nivel celular”. Por eso es importante que de vez en cuando, dejes de lado la ducha rápida y te des el gusto de perder al menos 10 minutos en la bañera. Seguro que cuando te encuentras más tranquila, no tienes tanta necesidad de consultar constantemente el móvil, y tampoco pasarte las horas delante de la pantalla de la tablet o el portátil viendo capítulos de tu serie preferida.

Olvídate del móvil y date un baño de 15 minutos. El agua caliente enriquecida con sales minerales o aceites esenciales, hará que el efluvio aromaterapéutico relajante, equilibre tus emociones y dejarás de sentir ansiedad por no estar conectada.

Efectos del ‘Tecnoestrés beauty’

Monitores, focos, lámparas y móviles, son dispositivos con capacidad de emitir radiaciones de rayos ultravioleta (UV). El daño, mayor o menor, que estos provoquen en la piel dependerá de su cercanía. De todos ellos, es el móvil el inseparable de la piel, porque con él se puede hacer casi de todo.

Arrugas: “Techneck” es el nombre con el que se le conoce a la aparición prematura de los llamados “anillos de Saturno”, unas marcas horizontales que surcan el cuello por culpa de mirar constantemente la pantalla del móvil.

Acné: Se ha comprobado que las pantallas de los móviles son colonias de muchas bacterias. Desde el maquillaje y el sudor, que se quedan pegados a la pantalla mientras se habla, a la manipulación con las manos, el que se deje en cualquier sitio y luego, así sin más, vuelta a colocar en la mejilla. Como dejarle dando vueltas por el bolso, recolectando suciedad. El caso es que es importante, sobre todo cuando existe alguna lesión facial, limpiar la superficie del smartphone para evitar el desarrollo de trastornos epidérmicos.

Ojeras: La luz LED que presenta tu teléfono puede afectar el ritmo de tu sueño por lo que minimiza la cantidad de horas de descanso que tengas. De igual forma, el cambio de color en la luz y el sonido de las notificaciones que puedas recibir alteran la manera en que duermes. Existen cremas que pueden ayudarte a corregir estas manchas negras bajo tus ojos. Asimismo, considera dormir lejos de tu smartphone e invertir en una alarma tradicional para despertarte en la mañana.

Alergias: Una reacción en la piel puede ser generada por el uso constante de un teléfono móvil. Un estudio reciente comprobó que el níquel y el cromo presente en las carcasas crean una reacción alérgica en la piel llamada ‘’dermatitis alérgica de contacto’’. Estos están presentes en las superficies externas de la mayoría de móviles. Por esa razón, a muchas personas les sale un sarpullido, sobre todo en pieles sensibles y reactivas.

antitecnoestres

Aquí tienes 16 maneras de hacer la desconexión beauty para que tu piel deje de sufrir el estrés tecnológico. Desde un antifaz descongestionante para los ojos, a unas pastillas elaboradas con los beneficios relajantes que proporcionan las flores de Bach, y por supuesto, una serie de cosméticos que recuperarán a tu piel de todos los peligros tecnológicos.


 

Además…

Lip Oil: no hay nada mejor para tus labios
Alegra tu look y ponle accesorios al pelo
Objetivo: afinar la cintura

|

Comentarios