mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

bronceador

Bronceado gradual con el mejor efecto “glow”

Seguro que más de una vez  te has llevado una desilusión ¡o disgusto! con el acabado de tu autobronceado, o de la manera en la que se te va yendo de la piel. Sobre todo si la tienes más bien clarita. En el primer caso, te ha chocado verte en minutos como un conguito, con un tueste excesivo y algo mate; y después pasas días frotándote los ronchones que va dejando en la piel la desaparición nada homogénea del producto.

Todos estos avatares te han hecho llegar a la conclusión de que los efectos de este cosmético no están hechos para ti; pero con lo que aquí te contamos, volverás a confiar de nuevo en él.  La clave consiste es que seas tu la que mantengas en todo momento el control del bronceado en tu piel.  ¿Cómo? te preguntarás, pues hay una forma súper fácil de lograr una piel natural tocada por los rayos de sol, con un acabado “glow” brillante y ligero. Se trata de ir tostando la piel de forma secuencial.

En 1, 2 o 3 días, que el moreno vaya a tu ritmo. Para conseguirlo hay que usar productos que contengan muy poca cantidad del principal ingrediente activo autobronceador: Dihidroxiacetona (DHA). por lo que es necesario aplicarlo más a menudo, así va subiendo el tono bajo tu supervisión, iluminando la piel sutilmente y tiene un efecto más duradero. De hecho, si eres constante, podrás tener la piel con un “glow” tostado todo el tiempo que quieras.

Una de las últimas novedades del mercado son los autobronceadores que te tuestan la piel bajo el agua de la ducha. Solo hay que aplicarlos, esperar unos minutos y aclarar. Su uso continuado mantiene la piel bronceada todo el año.

El bronceado falso modulable, te brinda una piel maravillosamente tostada y con un brillo perfecto para devolverle la vida a una pálida tez de invierno, tiene, además, la ventaja de que te ahorra mucho tiempo y energía. De hecho, lo puedes hacer bajo la ducha.

Después de limpiar la piel como haces todos los días, solo tienes que extenderlo por cara y cuerpo y enjuagar. Si cada día lo utilizas, podrás comprobar como tu piel toma colorcito y luminosidad. También puedes optar por los autobronceadores “gota agota”; solo tienes que añadir la dosis en tu crema de cara o de cuerpo habitual para que los pigmentos dorados tiñan tu piel con un moreno lustroso.

Si eres como la mayoría de las mujeres, y piensas que el bronceado siempre es favorecedor, no tienes más que empezar a darle a tu piel un autobronceador gradual , así, día a día, poquito a poquito, para ir transformando la palidez de tu piel por un tostado ilusión. Sin esfuerzo, sin perder tiempo en los típicos pasos implicados en el proceso del autobronceado tradicional,  la belleza del falso bronceado gradual, asegura que te vean como si hubieras tenido un mini-descanso en algún lugar bañado por el sol. ¡Aunque llueve y truene!

bronceadores-modulables

Aquí te proponemos 15 productos de autobronceado secuencial. En estas fechas es ideal ir aplicándolo en la cara, y según se acerque más el calor, ponérselo en las zonas de piel que vayas a ir enseñando. Y si tienes la suerte de irte al Caribe esta Semana Santa, pues ¡barra libre!


Además…

Bob y Lob: cortes de pelo tops
Piensa en Beauty para padres ¡y Pepes!
¿Sufres tecnoestrés? Resuélvelo haciendo la “desconexión cosmética”

|

Comentarios