mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Cómo proteger tu melena de la polución

Si piensas que tu pelo es ajeno a los vaivenes de las contingencias ambientales, estás equivocada. Al igual que le sucede a la piel, el cabello también se ve afectado por las condiciones del entorno. Y no solo nos referimos a lo que se mueve por el aire. También le produce un daño significativo algunos productos capilares inadecuados.

O la acumulación de productos, también los minerales que están en el agua, el uso de peines, pinzas o herramientas de calor que no mantengan una buena higiene, porque sus partículas de suciedad pasan al pelo, contaminándolo de inmediato. Así que, como puedes ver, el pelo, corre a diario cantidad de riesgos.

Control de daños

Si observas que tu pelo tiene un aspecto opaco, le falta de movimiento y es difícil de peinar, lo que, a su vez, consigue que sus puntas se quiebren, es que tiene la características necesarias para que le hagas un “reseteo”.

• Mate

Las partículas contaminantes presentes en el aire dañan la textura y la calidad de tu cabello, lo que le provoca la falta de brillo; además, si el daño persiste, las fibras irán perdiendo vigor y se irán empobreciendo y adelgazando.

• Deshidratado

Tenerlo expuesto a la contaminación hace que pierda aceleradamente su humedad. Esto conduce a que se seque, y, eventualmente hace que las fibras capilares queden mortecinas.

• Puntas quebradas

Los elementos nocivos y agresivos del aire afectan a las hebras de cabello y causan que los extremos se separen. Esta división sube a lo largo y finalmente rompe el cabello.

• Caída

¿Muchos pelos agarrados al cepillo? La contaminación puede ser la responsable. Como el cabello tiende a debilitarse, es más proclive a desprenderse del bulbo. Un consejo importante: para evitar la perdida y las roturas, cepilla o peina siempre desde abajo, partiendo de las puntas y luego, poco a poco, sigue desenredando hasta llegar a la raíz.

info@imaxtree.com

Foto: Imaxtree

Las partículas contaminantes son incluso responsables de que haya una mayor incidencia en la caída del cabello. Opacidad, deshidratación, caída y pérdida de brillo, son consecuencias de no protegerlo.

• Trátalo como si fuera piel

La nueva batería de productos ideados para mantener el pelo en buenas condiciones, además de incluir la queratina por su poder suavizante, incluyen tecnologías inspiradas en el cuidado de la piel, como el ácido hialurónico hidratante, los péptidos reparadores, el pH 4.5 que sella el color, el colágeno que aporta volumen, el caviar súper nutritivo, o el Q10+ rejuvenecedor. Precisamente, uno de los últimos avances capilares, se basa en la tecnología micelar, que tan excelente acogida ha tenido para eliminar la suciedad de la piel. Por eso, aparece incluida en lavantes para el cabello. Las micelas son moléculas compuestas por una parte hidrófila (es decir, que se siente atraída por las partículas acuáticas) y una parte lipófila (que se siente atraída por las partículas grasas). Su parte lipófila atrae como un imán todos los tipos de suciedad y el exceso de grasa presentes en tu cabello y cuero cabelludo, mientras que su parte hidrófila permite que las micelas se aclaren fácilmente en el agua, retirando toda la suciedad de tu cabello.

Dado que es muy fácil que el pelo sufra daños irremediables, porque la contaminación y la polución atmosférica son hechos cotidianos, sobre todo en las grandes ciudades, la mejor opción es ofrecerle algunos tratamientos destinados a evitar y protegerle de todas las agresiones externas, procedan de donde procedan. Aquí te sugerimos 12 tratamientos para que tu melena puedan desenvolverse en el la seta de polución urbanita sin sufrir sobresaltos.

13615-4fd6b-picture_photo-shu-uemura-art-of-hair-muse

Pincha aquí o en a foto para ver los 12 productos imprescindibles para evitar que la contaminación acabe con tu melena.

|

Comentarios