mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Cuidar la piel del contorno de los ojos, imprime juventud al rostro. (Imagen Coiff Co)

Estrena mirada con estos nuevos contornos de ojos

Cansancio, contaminación, estrés, mala alimentación, insomnio y daños causados por la exposición solar. Realmente, son muchos los factores que acechan la mirada e influyen en la calidad de la piel que rodea el contorno de los ojos. Pero, aunque parezca lógico que resulte imprescindible proveerle de un tratamiento específico, muchas mujeres que ya pasan de los 25 años, no lo incluyen ¡error! en sus hábitos de belleza.

Por el contrario, las firmas de cosmética, conocedoras de que la piel del contorno de los ojos es la más frágil del cuerpo, está expuesta a una gran presión, dado que cubre 22 músculos en constante movimiento con más de 10.000 parpadeos diarios; y, además es pobre en elastina y colágeno, no cesan en el avance de investigación y desarrollo para innovar en las fórmulas destinadas a proporcionarle los cuidados necesarios que resuelvan problemas como:

Ojeras: Son una pigmentación excesiva de la coloración de la piel, principalmente en la zona del párpado inferior, debida a una producción excesiva de melanina o a la dilatación de los capilares de la zona. Suelen estar relacionadas con una tendencia familiar o con la congestión circulatoria.

Bolsas: Dan sensación de cansancio, que indican una retención de líquidos o exceso de grasa. Pero no descansar por las noches y la alergia estacional también puede provocar su aparición.

Patas de gallo: Producidas por el efecto de las repetidas contracciones musculares que causan arrugas en la piel.  Son líneas delgadas que van desde el vértice exterior de los ojos hacia los laterales. Éstas suelen salir por diferentes expresiones faciales como fruncir el ceño o sonreír con mucha gesticulación.

Caída: Con el paso del tiempo, los párpados van perdiendo firmeza y comienzan a descender. Esto hace que la expresión facial presente un aspecto de cansancio y con falta de vitalidad y energía.

Sequedad: A veces muestra signos de deshidratación porque no está correctamente nutrida y le falta flexibilidad y jugosidad,   lo que provoca su envejecimiento.

serum contorno de los ojos

Los serums para aplicar en el contorno de los ojos, incluyen alta concentración de activos y consiguen introducirse profundamente al instante.

Los activos que normalmente contienen los contornos de ojos, será la guía indicativa de por qué tratamiento tienes que optar. Si tienes mucha bolsa, o más arrugas, o te preocupa la flacidez del párpado. Estos son los más comunes:

Ingredientes nutritivos e hidratantes para evitar la sequedad y la aparición de arrugas: manteca de karité, aceites vegetales de espino amarillo, jojoba, cáñamo, oliva y ácido hialurónico.

Activos antiarrugas y reafirmantes para estimular la formación de colágeno: proteínas de trigo, de soja,de arroz, aceite de rosa mosqueta…

Sustancias antioxidantes y regeneradoras: vitaminas E y C  anti-radicales libres, extractos de granada, uva y aloe vera.

Astringentes, descongestivos y drenantes, que estimulen la microcirculación: hamamelis, caléndula, manzanilla, eufrasia , castaño de Indias, cafeína. Es una zona poco vascularizada, por lo que es propensa a la acumulación de líquidos y toxinas y por lo tanto a la aparición de bolsas y ojeras.

Serums versus cremas

Desde luego que las texturas en crema y bálsamo para los ojos realizan perfectamente su labor a la hora de combatir todos los signos de envejecimiento que acusa el contorno de los ojos: ojeras, bolsas, párpados caídos, hinchados y arrugas. Pero, al igual que sus fórmulas específicas para el rostro, las texturas en suero son mucho más livianas que las cremas y se absorben mucho más rápido, lo que las convierte en una opción ideal si tienes la piel grasa o encuentras que las cremas tradicionales son demasiado pesadas.

Pero la razón principal por la que los serums para el contorno de ojos son tan geniales para combatir los signos del envejecimiento es que al igual que los serums faciales, sus formulaciones permiten una concentración mucho más alta de ingredientes potentes. Dado que los serums no contienen los humectantes y emolientes espesos que encontrarás en cremas y bálsamos, tienen más espacio para incluir ingredientes que mejoran la hidratación y el colágeno como péptidos, retinol, ácido hialurónico, niacinamida y vitaminas A, C y E.

Los sueros también tienden a usar estos ingredientes en un peso molecular menor que el habitual de las cremas, lo que significa que son capaces de penetrar en las capas más profundas de la piel, y ejercer su acción donde realmente se necesita. Una fórmula menos grasa también puede resultar más interesante para llevar debajo del maquillaje.

¡Atención!, es muy importante su método de aplicación: Siempre hay que aplicarlo siguiendo el hueso orbicular, del interior al exterior del ojo, con el dedo anular, dando pequeños toques para activar la microcirculación sanguínea y linfática que favorecerá la eliminación de toxinas.

Aquí te hemos preparado una selección de 17 últimos lanzamientos de tratamientos destinados exclusivamente al contorno de los ojos. Encontrarás el que te conviene entre las diferentes texturas: crema, bálsamo y serum. Y no te olvides de fijarte en los activos para elegirlo atendiendo a tus prioridades. Pincha aquí o en la foto para descubrirlos.

|

Comentarios