mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Look de FRANCK PROVOST

Agua autobronceadora, el must del verano

Practicar el “tan & go” cada vez es más fácil. Ahora, con esta textura inédita que seduce por ser perfecta para refrescar la piel y al mismo tiempo crear un sutil tostado, de una manera rápida y muy sencilla. El agua autobronceadora es uno de los must-have de la temporada, indicada para las que aún palidecen o para las que ya han ligado algo de bronce y desean intensificarlo, embellecerlo, o prolongarlo.

Seguro que ya conoces e incluso usas algún tipo de agua, bruma o mist de belleza y estás encantada porque es una forma muy rápida y sencilla de tener la piel fresquita y cómoda en cualquier lugar y situación. Además, consiguen revitalizar el rostro gracias a que contienen una mezcla de aceites esenciales, vitaminas, péptidos y otros tipos de ingredientes capaces de tratar la piel desde la primera pulsación. Pues resulta que las aguas autobronceadoras, superan estos efectos al incorporar en su fórmula la capacidad de ponerte morena. Lo que se dice un cosmético multitarea, absolutamente necesario en esta época del año.

ok Missoni-Funboy-Pool-Floats04

Con el agua autobronceadora, la piel adquiere un ligero y luminoso tono de bronceado imprescindible en verano. Pero se pueden usar durante todo el año. (Foto: Missoni funboy pool floats)

Las aguas autobronceadoras pueden estar formuladas para aplicar solo en el rostro, en el cuerpo, o ser polivalentes, todas ellas ofrecen un bronceado progresivo y natural, como una piel que ha pasado un tiempo al aire libre. De modo que se puede utilizar a voluntad, según la intensidad del bronceado deseado, tanto en verano como en invierno. Sus fórmulas son tonificantes, confortables y no resecan, además de aportar una sensación de frescor instantánea.

¿Cómo se usan?

Unas cuantas gotas de estas leves nieblas bronceadoras graduales y estás en camino hacia una tez bellamente bronceada y brillante. Para hacerlo bien, sigue estos pasos:

· Exfoliar la piel antes de la primera aplicación.

· Vaporizar generosamente a unos 10 cm de la piel y extender a continuación de manera uniforme con la mano o un guante.

· Aplicar a diario hasta obtener la intensidad deseada.

· Volver a aplicar de 2 a 3 veces por semana para mantener y prolongar el bronceado.

· Nunca aplicar sobre la piel irritada o sensible.

· Lavar cuidadosamente las manos y las uñas después de cada aplicación.

¡Atención! Las aguas autobronceadoras no contienen filtro solar, de manera que no pueden proteger la piel de los efectos nocivos del sol.

Aquí te proponemos 10 aguas autobronceadoras que te dejarán en la piel el halo de un tostado cálido y luminoso, como si acabaras de llegar de un divertido y relajante crucero, aunque no te hayas movido de la ciudad.

Dos-piezas-rayas-Free-Peole-644x483

 

|

Comentarios