mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

Rizador de pestañas, la herramienta que transforma tu mirada

Solo hay que seguir la pista a este humilde accesorio de belleza para comprobar que, a pesar de no ser ninguna novedad, sigue siendo una herramienta imprescindible. Si la nueva gurú del maquillaje Charlotte Tilbury la incluye en su colección de makeup y firmas como Lancôme, Shiseido, Bobbi Brown o M·A·C la presentan (eso sí, con nuevos diseños y materiales) es porque el rizador de pestañas, a pesar de los años, sigue siendo una pieza clave de un maquillaje de ojos profesional.

La única capaz de darle a tus pestañas una atractiva curvatura al primer apretón. De hecho, cuando no se usa, hay una gran diferencia. Sobre todo, cuando las pestañas crecen hacia abajo, están muy tiesas o son muy cortitas. Sus efectos son inmediatos y consiguen una mirada más amplia y atractiva.

No hay más que ver como los artistas de maquillaje en el backstage tienen siempre dispuesta esta herramienta para curvar las pestañas de las modelos en los desfiles. Y uno de sus favoritos es el de Kevyn Aucoin, el inolvidable maquillador de las estrellas, que dejó su rizador en su amplio legado. 

Pero, a pesar de tanta excelencia, aún existe cierto recelo y son muchas las mujeres que consideran que los rizadores no merecen la pena, que parten las pestañas, que las debilitan. Y no es así. Salvo que se utilice incorrectamente, es decir, después de aplicar la máscara de pestañas, cuando las pestañas están acondicionadas y endurecidas con la máscara. Entonces, si se aprieta, la tensión hará que se partan. El rizador siempre se tiene que usar antes de aplicar la máscara.

El rizador es la única herramienta que consigue en un instante la curvatura y elevación de todos los tipos de pestañas. 

A simple vista, todos los rizadores parecen iguales. Su diseño se parece mucho, sin embargo, en lo que hay que fijarse es en dos puntos: la goma y la apertura. La primera debe ser muy blanda y flexible, de calidad, para que no haya que ejercer mucha presión para lograr la curvatura. La apertura ha de ser amplia porque es la que determina el manejo fácil de la herramienta.

Por otro lado, también están los formatos mini, para llevar cómodamente en el bolso, y los cepillos térmicos, que solo hay que pasar desde la raíz hasta el extremo para que su calor logre la forma ondulada en la pestaña.

Hemos elegido 11 rizadores de pestañas entre los mejores que te ofrece el mercado del maquillaje. Cada uno de ellos cumple con el requisito de que su goma es de calidad, flexible y a prueba de roturas, y su apertura es muy amplia para que sea sencillo acoger a todas las pestañas y darle un subidón.

|

Comentarios