mujerHoy

Total Beauty

El blog de Ana Parrilla

franckprovost-cabello-champu-aceite-suavidad

Champús con aceite: la solución para limpiar, hidratar y aportar brillo a tu pelo

Si tienes el cabello de mediano a grueso, ondulado, fosco, encrespado, seco o teñido, y todavía no te has lavado el pelo con un champú a base de aceite, no conoces al mejor amigo de tu melena. De coco, marula, argán, oliva o camelia, entre otros aceites de exótica procedencia, todos los aceites que están incluidos en las fórmulas de los champús para limpiar el pelo, aportan extraordinarios beneficios desde el primer lavado. Hasta ahora lo común era agregar brillo y suavidad al pelo con aceites; sin embargo, lavar el pelo usando fórmulas que contienen aceites es otra historia. Al igual que los aceites destinados a la limpieza facial son los únicos que consiguen disolver la grasa y los residuos de forma eficaz, y al mismo tiempo hidratan y nutren la piel, la última cosecha de champús de aceites lavan el pelo sin agredir la piel del cuero cabelludo y las fibras de cabello.


Para cabellos teñidos, decolorados o con mechas, los champús con aceites son la garantía de un lavado impecable, respetuoso y delicado.

El mayor logro de los champús elaborados a base de aceites es que no eliminan los aceites naturales del cuero cabelludo ni del cabello. Y esto es muy importante porque cuando sucede, el cuero cabelludo responde trabajando el doble para reemplazar el aceite que eliminó el champú, y este efecto rebote podría llevarle a tener consecuencias muy negativas como pueden ser la aparición de sebo, caspa o molestas irritaciones. Esta comprobado que al cuero cabelludo le afectan desde los cambios de temperatura y de estación, hasta la contaminación ambiental y, por supuesto los champús, jabones y tratamientos capilares agresivos. Un cuero cabelludo que haya perdido su humedad natural tiene su capa protectora deteriorada, lo que permite que sustancias nocivas penetren fácilmente y den lugar a microinflamaciones del cuero cabelludo. Este trastorno da origen al picor, el enrojecimiento y la sensación de tirantez, además de ser la causa del adelgazamiento y fragilidad de las fibras capilares. A los champús con aceites no se les resiste ningún tipo de problema capilar. Si tienes el pelo graso, por ejemplo, usa el aceite esencial de neroli para atraer y eliminar el exceso, dejando tu cuero cabelludo sano y limpio. Y también incluyen otros aceites naturales con propiedades antibacterianas, por lo que son idóneos para lavar el pelo con tendencia a la caspa o cualquier otro trastorno.

Aquí te proponemos diez champús con diferentes aceites para que compruebes sus numerosos beneficios. Con ellos puedes lavarte el pelo a diario sin temor a perjudicar tu cuero cabelludo ni a resecar tu pelo. Todo lo contrario. Seguro que a partir de ahora también te apuntas a la tendencia del aceite para completar tu rutina de cuidados capilares.

schwarzkopf-cabello-champu-aceite-suavidad

|

Comentarios